Entradas

, ,

Fotoprotector. Disfruta del sol y gana en salud.

Llegó el veranito. Después de un invierno seco y una primavera pasada por agua parece que ha llegado el tiempo “seco”. Aunque eso de “la estación seca” no siempre se aplica en Galicia. Pero no te dejes engañar por los estereotipos trasnochados: en Galicia tenemos un verano de sol, temperaturas suaves y días infinitos. Estoy de guardia nocturna, son las 22:26, fuera veo el cielo azul comenzando a oscurecerse y la cruz de la farmacia marca 26 grados. El sector hostelero de Bueu echa el resto mientras las terrazas, chiringuitos y restaurantes están a tope. Sí compañero, sí. Mientras el pueblo disfruta yo estoy aquí cumpliendo mis quehaceres de “guardia de la noche”.

Escuchad mis palabras, sed testigos de mi juramento … La noche se avecina, ahora empieza mi guardia. No terminará hasta el día de mi muerte. No tomaré esposa, no poseeré tierras, no engendraré hijos. No llevaré corona, no alcanzaré la gloria. Viviré y moriré en mi puesto. Soy la espada en la oscuridad. Soy el vigilante del Muro. Soy el fuego que arde contra el frío, la luz que trae el amanecer, el cuerno que despierta a los durmientes, el escudo que defiende los reinos de los hombres. Entrego mi vida y mi honor a la Guardia de la Noche, durante esta noche y todas las que estén por venir.

Esto… creo que se ha ido de las manos. Me ha salido la vena friki. Vamos a lo que vamos. Ahora que el invierno queda atrás llega el momento de ir a la playa, disfrutar con los amigos, disfrutar del mar, de la arena, de los partidillos en la orilla del mar y del sol. Eso si,  disfrutar del sol de forma responsable y saludable. Voy a intentar explicarte a qué me refiero.

El ASTRO SOL

Todos vivimos del sol. Y no solo los pueblos de costa que se llenan de veraneantes como Bueu. El sol nos caliente, nos da luz y las plantas aprovechan su energía para hacer de este planeta un lugar habitable para nosotros.

La luz del sol es maravillosa. Es buena para muchas cosas. Favorece la producción de Vitamina D, nos da una sensación automática de bienestar y nos aporta ese color moreno tan bonito. Incluso las personas con dolores reumáticos parecen mejorar tras un baño de sol. Pero no todo son beneficios. Desgraciadamente la luz del sol hace otras cosas como:

  • Produce envejecimiento prematuro. Es lo que se llama “elastosis”. ¿te has fijado que la mayoría de las estrellas de hollywood están superblancas? Evitan el sol y ponerse morenas para mantener su imagen juvenil el mayor tiempo posible.
  • Favorecen la aparición de Cataratas y otros trastornos oculares. Por eso es tan importante usar unas gafas de sol con las garantías adecuadas. Otro día hablamos de eso.
  • Es el causante de muchos cánceres de piel. Uno de los cánceres más habituales.

EL MORENO

-¡Pero yo quiero ponerme morena!- Genial, fantástico, fabuloso. ¿Qué es el moreno? Verás. En la piel hay una sustancia que se llama melanina. La melanina tiene la capacidad de absorber radiación solar y oxidarse. Al oxidarse la melanina, la piel adquiere ese color moreno que tanto nos gusta. Además, la presencia de radiación favorece que se produzca más melanina y que esta siga oxidándose. Ese moreno que percibimos es una respuestas fisiológica de la piel ante la agresión del sol.

EL FOTOPROTECTOR

¿Para qué sirven los fotoprotectores? Para disfrutar de la playa, de la arena, de la piscina también claro, de lo bien que se está en la terracita tomando una cerveza, del sol, del moreno, de todas las cosas buenas de la radiación solar y evitar todas las cosas malas. Nada más y nada menos. ¿No te parece interesante? Pues lo es, y mucho.

Usar un fotoprotector te permite disfrutar del sol evitando lo que nosotros llamamos “eritema”. ¿Sabes ese punto en el que empiezas a ponerte rojo en la playa pero no te duele? Eso es el eritema. Una quemadura incipiente.

¿Y por qué hay que evitar el eritema? Ese color rojo es síntoma de daño en la piel. Este daño favorece la aparición de mutaciones en las células de la piel y esto favorece la aparición del cáncer de piel. –“Pero yo me pongo rojo, me echo un aftersun y no me pasa nada” –  Siento mucho decirte que eso de que no pasa nada te lo parece a ti, pero no es así. Cada vez que te pones rojo multiplicas su opciones de generar un cáncer. Las mutaciones generadas, incluso en años diferentes, ponen las probabilidades en tu contra.

Suena fuerte. Ya lo sé. He pensado mucho si hablar así de claro, pero creo que a algunas cosas hay que llamarles por su nombre. Y si eso me lleva a conseguir que empieces a cuidarte un poquito más y empezar a usar un buen fotoprotector valdrá la pena.

UNA CUESTIÓN DE PRECIO.

¿Por qué unos protectores solares son muy caros y otros baratísimos? Por que unos son mejores que otros. A ver si soy capaz de explicarme un poco.

Hay tres tipos de filtros (salvo que los de marketings de algún laboratorio se inventen otra cosa).

  • Filtros físicos. Sustancias minerales que crean una pantalla física en la piel. Son los cosméticamente los más difíciles de elaborar. Los preparados tienden a ser pastosos, dejar la piel blanca y ser poco agradables en general. Sin embargo rara vez producen alergias y reacciones. Se recomiendan en bebés y en personas con alergias.
  • Filtros químicos. Son sustancias que al entrar en contacto con la radiación solar son capaces de captar su energía protegiendo la piel. Desgraciadamente suelen causar alergias y ser mal tolerados en personas de pieles delicadas. Sin embargo en los últimos años la calidad cosmética que han logrado es impresionante. Hace diez años, cuando yo llegue a la farmacia, los fotos-protectores de SPF50+ eran pastas duras, hoy hay formulaciones “fusión” o incluso acuosas que ofrecen el mismo nivel de protección. Además cada vez se logran filtros más específicos, que bloquean más las radiaciones más perjudiciales y menos las que nos brindan los beneficios del sol.
  • Filtros biológicos. En realidad no son filtros, son vitaminas que evitan la formación de radicales libres en la piel y son una protección al ADN de las células. Se añaden a los fotoprotectores, pero no existen (o yo no conozco) productos que solo tengan estos filtros biológicos.

Vale.

Pues el tema del precio es evidente:

  • Un fotoprotector con un filtro físico con una mala cosmeticidad, es decir, que deja una capa blanca impenetrable cual escayola de pierna rota será mucho más barato que uno con un filtro físico con el mismo nivel de protección pero que no deja blanco y con una textura más agradable.
  • Otro fotoprotector con filtro químico formulado para pieles sensibles, que ha pasado sus controles de calidad, que ha sido testado en pieles delicadas y con una cosmeticidad impresionante será más caro que uno más sencillo.
  • Si además, el fotoprotector está formulado con filtros biológicos, el precio sube.
  • Si además tienen una combinación de los tres… pues ya sabes.

No siempre es fácil distinguir un fotoprotector de primer nivel con uno peor. Sobre todo si no tienes en cuenta cosas como la seguridad del los filtros usados, la presencia de filtros biológicos, la calidad cosmética, la absorción, el que sean biodegradables… Y por eso todos los años surgen listas con poco criterio y resultados con poco sentido.

MISMO PRODUCTO DIFERENTE PRECIO.

El otro día llegó una mujer a la farmacia y se sorprendió: –“¡qué baratos tienes los solares! Este en la farmacia de al lado de mi casa cuesta casi el doble”. –Tampoco nos engañemos, a veces alguien nos dice lo contrario también. ¿Cómo es posible que el mismo producto pueda valer 23€ allí y 14€ aquí? Pues es posible. Existen muchísimos laboratorios con fotoprotectores de calidad: Be+, Isdin, Sénsilis, Avene, Heliocare, Eucerin, LaRoche Posay… Las farmacias tenemos que elegir una, dos o tres marcas para trabajarlas en profundidad. Si apuestas por una marca el laboratorio nos dan unas condiciones que permiten bajar el precio. Pero es imposible trabajar a fondo todas las marcas que existen.

Gracias a la estructura de distribución de las farmacias españolas (que es impresionante y garantiza que los medicamentos llegan a todas las farmacias de toda la geografía en poco tiempo) podemos disponer de casi cualquier fotoprotector de cualquier laboratorio, pero el precio, por mucho que lo ajustemos, nunca será igual que si lo compramos en cantidad.

Esto ocurre con casi cualquier producto de parafarmacia como leches infantiles, cosmética, higiene bucal… (los medicamentos vienen con el precio marcado por sanidad, ahí no debe haber diferencias de una farmacia a otra).

ASEGÚRATE DE COMPRAR A BUEN PRECIO.

¿Y como lo hago? – Pregúntale a tu farmacéutico qué fotoprotector te recomienda. Sin duda te recomendará un producto de calidad a buen precio. Al menos es lo que yo hago, elegir una o dos marcas que me den confianza, con buenos productos, con una textura agradable y un buen precio. Si te empeñas en una marca en concreto puedes intentar rebuscar por farmacias hasta encontrar el precio que esperas o estar dispuesto a pagar unos euros más.

 

Espero que te haya resultado interesante y que estés convencido de dos cosas:

  • Vale la pena usar un buen protector solar para disfrutar del sol y de sus beneficios y evitar todos los problemas asociados.
  • Vale la pena venir a veranear a Galicia. Increíbles playas, temperaturas suaves y días infinitos.

 

¡Que paséis un gran verano!

 

Échame una mano dándole a me gusta y compartiendo en tus redes sociales. ¡Gracias!

,

(Vacunas I) Las vacunas y la esperanza de vida.

Hace muchos años que se superó la idea de SALUD=AUSENCIA DE ENFERMEDAD, pero la ausencia de enfermedad sigue siendo clave para la salud. El desarrollo y uso de vacunas es un hito en la historia de la humanidad. Te parece una exageración? Espera a ver el impacto de las vacunas en la esperanza de vida que te enseño más abajo.

Leer más