Entradas

, ,

5 claves para: controlar el azúcar

“El médico me ha dicho que controle el azúcar, pero no tengo ni idea de cómo hacerlo.”- Esta es una pregunta muy habitual en las farmacias. El azúcar preocupa y ocupa la mente de los pacientes. De los diabéticos y de los prediabéticos y… por qué no decirlo, de todos los demás también. Últimamente se escucha en todos lados lo malo que es el exceso de azúcar para el organismo. Pues hoy te doy 5 claves para mantener el azúcar a ralla.

5 claves para controlar el azúcar.

1. Haz 5 comidas al día. 

El cuerpo vive estrés hormonal cuando los límites de azúcar bajan y suben de golpe. Hay que evitar los “picos”hormonales. Reparte la comida en 5 veces. Haz un buen desayuno (muy importante), una merienda a media mañana, comida, merienda a media tarde y cena.

2. Evita o reduce los azúcares “simples”.

Que no te engañen. El azúcar es imprescindible para la vida. Lo que pasa es que en muchos alimentos hay azucares y, al menos en españa, es muy fácil llegar a las necesidades mínimas de azúcar si tomar ningún tipo de azúcar añadido, y aun digo más, sin necesidad de tomar alimentos que tengan muchos azúcares simples. Hay dos tipos de azúcares:

  • Los azúcares simples provocan un aumento de glucemia rápido, y ya estamos de nuevo con el estrés del que os hablaba antes. Puedes encontrar azúcares simples en azúcar de mesa (refinado o moreno), miel, zumos de fruta, bebidas azucaradas (refrescos), dulces, caramelos, helados, bollería, chocolate, frutas en almíbar…
  • Los azúcares complejos tardan más tiempo en subir la glucemia. Básicamente son cadenas de azúcares simples que tienen que romperse antes de subir la glucemia. Por ejemplo: harinas integrales, legumbres, tubérculos (como patatas o zanahorias), verduras, frutos secos, verduras y vegetales, lácteos…

-“Vale… pero eso no es dulce… ¿con qué endulzo?” –Pues con otros edulcorantes como sacarina, aspartamo, sucralosa o estevia os dejo un enlace a un artículo de El Comidista sobre lo saludables o no saludables que son. También puedes investigar un poco. Por ejemplo, hay mucha gente usando harina de plátano para reducir las harinas y los azúcares… Aquí te dejo un enlace interesante sobre como sustituir algunos productos que nos parecen imprescindibles en repostería ¡y no lo son!

“¿y qué pasa con las frutas?- Las frutas son ricas en fructosa, un azúcar, con menos poder de subir la glucemia que el azúcar de mesa habitual. Las frutas son alimentos muy saludables porque tienen agua, fibra, antioxidantes y muchas vitaminas. La fructosa es más saludable que el azúcar habitual (que es sacarosa). A no ser que seas un paciente con diabetes descontrolada, no es recomendable reducir el número de piezas de fruta. Más bien lo contrario. Cómo fruta sin miedo (tampoco te pases).

3. Come mucha fibra.

¡Qué pesados somos los sanitarios con la fibra! Por algo será. En el caso de la gestión del azúcar, la fibra es muy útil porque hace más lenta la digestión y logra que incluso los azúcares simples se absorben más lentamente. Además de ser muy beneficiosos para otras cosas.

Alimentos ricos en fibra son verduras y hortalizas, legumbres, frutas y cereales integrales.

4. Bebe agua.

Beber agua suficiente es clave para la vida. Ya no solo para el control de la glucemia (que también) sino para el correcto funcionamiento de todos los órganos y funciones del organismo.

Me asombra que mucha gente afirma “no beber agua” o escucho cosas como “a mi el agua no me sienta bien”. El agua es fantástica para casi todo y mala para casi nada. Bebe 2 litros de agua al día y todo tu cuerpo te lo agradecerá, el control del azúcar también.

5. Mira las etiquetas de lo que compras.

Las normas que rigen la información que se da al consumidor son cada vez más estrictas. En España (en Europa en realidad) tenemos una de las normas de información de más alta calidad de cara a la protección del consumidor. Nada que ver con las legislaciones de Estados Unidos, LatinoAmérica o los países asiáticos. En todos los alimentos (con excepción de los alimentos a granel) es obligatorio que vengan los ingredientes bien expuestos. Van escritos siempre de mayor a mejor concentración. Y siempre figura una tabla con “energía”, “proteínas”, “grasas” e “hidratos de carbono”. Aprende a elegir en función de la información que nos dan los propios envases de los productos.

 

 

Espero que con estos breves consejos puedas mantener a ralla tu azúcar y cuidarte un poquito más cada día. Ya ves que son cosas sencillas que todos podemos hacer. Recuerda que puedes verte la glucemia y la Hemoglobina Glicosilada en muchas farmacias. Son medidas rápidas y que dan una información muy útil sobre como tu organismo gestiona el azúcar. En estos dos artículos te dejo más información al respecto.

 

 

Me despido hasta la próxima, pero antes quiero recordarte que puedes ayudarme compartiendo este artículo en tus Redes Sociales y dándole a me gusta a la página de Facebook de hoyempiezoacuidarme.

Muchas Gracias

 

Adrián Acuña

Farmacéutico comunitario

 

, ,

Pruebas de salud en farmacia: El azúcar

Hoy empezamos la nueva miniserie de minientradas para hablar del azúcar. En las farmacias podemos ver el azúcar en sangre, en realidad lo que vemos es la glucemia, es decir, la concentración de glucosa en la sangre. ¿Para qué sirve? ¿Cómo se hace? ¿Es fiable? Todo eso y mucho más a continuación.

Leer más