Entradas

,

Fascitis plantar. ¿Cómodo en tus pies?

La fascia plantar

En la farmacia es importante estar al día. Para hacerlo me gusta preparar documentos de trabajo con protocolos. Toda la información que os estoy poniendo en esta serie de entradas sobre los pies la voy sacando del material que confeccioné para prestar un servicio de Revisión Visual de Pies en la farmacia. -Ahora estoy metido en la preparación de uno sobre los problemas oculares.-

Esos documentos de formación, esos protocolos de actuación, son bastante técnicos y siempre comienzan con una introducción con un buen apartado de anatomía del órgano o sistema en cuestión. Pero al empezar esta serie me pareció que era demasiado aburrido hacer una introducción anatómica del pie. Al fin y al cabo este es un blog con un tono amigable e intento que todos las entradas sean fáciles de leer y agradables. Meter un trozo de anatomía del pie me pareció que no iba acorde con el tono general de “Hoy empiezo a cuidarme”. Además, después de todo todos conocemos nuestros pies sus partes y si tenía que enfrentarme a explicar alguna estructura concreta siempre estaría a tiempo.

Pues el tiempo ha llegado.

Para hablaros de la fasctitis tengo que hablaros de la fascia plantar y para hablar de la facia plantar tengo que explicar qué es, dónde está y para que sirve. Intentaré hacerlo lo más sencillo posible. Si soportáis el tostón os daréis cuenta de que, efectivamente todos tenéis dos fascias plantares y que no es mala idea hacerles un poquito de caso.

Todos sabemos que el pie, en la parte baja tiene una curvatura. Una bóveda o un puente. Vamos, que no es plano. La mayor parte del peso del cuerpo descansa sobre la almohadilla del talón y luego sobre la almohadilla metatarsal. La fascia plantar es una estructura de tejido conectivo, muy dura pero levemente flexible que une el talón con las primeras falanges de los dedos. Esta estructura está tensa y es la que hace que el puente del pie no ceda. Si tocas tu pie donde termina el talón, donde la piel vuelve a ser fina, en la parte baja notarás como un “nervio” (no es un nervio) que recorre el pie de una punta a la otra. Eso es la fascia plantar.

La fascitis

Es la inflamación de la fascia (obvio). La fascia sufre una tensión mecánica constante. Esta adherida al hueso por inserciones calcificadas y musculares. La fascitis aparece cuando, por algún motivo, las fascia cede. Entonces las zonas de inserción se inflaman produciendo un dolor agudo, terrible e incapacitante.

Por qué se produce la fascitis:

  • Secundaria a problemas del arco del pie, como pie planto o pie cabo.
  • Hacer ejercicio sin la preparación necesaria. Especialmente correr hacia abajo.
  • Obesidad, o aumento de pese repentino.
  • Problemas en el tendón de Aquiles.
  • Uso de calzado inadecuado para la actividad.

¿Qué puedo hacer si ya tengo fascitis?

Los antiinflamatorios y los medicamentos para el dolor (como el ibuprofeno o el paracetamol) pueden ayudar. Reducen el dolor y la inflamación y la fascitis es justo eso: dolor e inflamación. Sin embargo es posible que no sea suficiente. Cuando la fascia se resiente suele haber un problema mayor detrás.

  1. Descansa si puedes. Usa antiinflamatorios, tanto orales como tópicos y descansa una semana al menos. Evita forzar la zona. También puedes aplicar hielo.
  2. Revisa tu calzado. Muchas veces el problema se resuelve usando un calzado adecuado. Adecuado quiere decir que sus características sean lógicas con el tipo de pie y la actividad que realizas. No uses zapatos grandes, busca la talla con cuidado. Que tengan una buena amortiguación.
  3. Plantéate usar un suplemento de calcio. En muchos casos la fascitis está relacionada con la descalcificación vinculada a la menopausia.
  4. Busca una solución mecánica. La fascitis se debe a un problema en la forma de pisar, ya sea por una cuestión fisiológica o patológica. Pero en la pisada está la explicación de la fascitis seguro. Es fácil equivocarse y limitar el tratamiento a los síntomas si tratar el origen. En muchos casos, unas buenas plantillas de descanso con refuerzo plantar te ayudarán a resolverlo. En otros casos más complejos se necesitará un podólogo y una ortopedia que haga una plantilla a medida.
  5. Hace masajes. Existen diferentes masajes para aplicar al pie y hacer descansar la fascia. Como no te lo voy a dar todo hecho échale un ojo a algún video de youtube al respecto. Pero no creas en cosas como esta:

 

Desgraciadamente no hay nada que pueda garantizar la eliminación de la fascitis en 72 horas.

Los problemas agudos y de carácter leve mejoran en pocos días. Si la fascia tiene una lesión moderada o grave, el tratamiento puede requerir varios meses hasta notar mejoría e incluso años. En ocasiones es necesario pasar por el quirófano para evitar el dolor.

Los primeros síntomas.

Como ves no estoy hablando de una tontería. Una fascitis plantar merma radicalmente la calidad de vida de la persona que la padece. -Vale, ¿Cómo detecto los primeros síntomas?-

Vamos a allá: Los primeros síntomas son:

  • Molestias en la zona del talón en los primeros pasos del día y que mejora al caminar. Esto es síntoma de que la facia se resiente.
  • Dolor agudo al subir o bajar escaleras. Es como un pinchazo.
  • Enrojecimiento leve e hinchazón del pie. Incluso puede parecer que no se debe a nada. Si te ocurre toca la fascia (ya te dije como) si te duele, ya sabes… es la fascia.

Si notas estos síntomas, puedes acudir a tu farmacia y comentarlo. O directamente a tu Medico de Atención Primaria o consultar a un podólogo.

La prevención

Está relacionada con el tratamiento.

  1. Cuida tus pies. En general. Lávalos, sécalos, fíjate si te duelen, dales un buen masaje con algún producto hidratante… Los pies agradecen esas cosas.
  2. Elige tu calzado. Es importante ir a la moda, pero un calzado cómodo es imprescindible. Vivimos 80 o 90 años con los mismos pies. Parece una tontuna, ya, pero no tenemos otros. No hay recambio. Y durante toda nuestra vida vamos a querer que soporten nuestro peso y nos lleven de un sitio a otro. Elige bien tu calzado. Que sea cómodo, transpirable, con amortiguación y de la talla correcta.
  3. Cuando te hagas una revisión medica pide que te miren los pies. ¿Alguna vez se han parado a vértelos? No ¿verdad?. Pues un pequeño problema de rigidez del tendón de Aquiles, o un problema en el juego del tobillo al que o damos importancia puede acabar con un problema serio. Los pies deben revisarse por profesionales sanitarios periódicamente.

Conclusión: fasctitis plantar.

La fascitis es el dolor agudo en la zona del talón provocado por la inflamación de la fascia. El 10% de las personas tendrán una fascitis en algún momento de su vida. El peso y los problemas mecánicos favorecen la aparición de fascitis plantar. El tratamiento sobre los síntomas es eficaz, y en ocasiones es suficiente. Las plantillas de descanso con soporte del arco plantar puede ayudar, pero en ocasiones habrá que hacer una plantilla a medida. El tratamiento en casos moderados y graves puede ser muy largo. Incluso puede necesitar cirugía.

Con esto me despido por ahora. Si te parece interesante, por favor, comparte este blog (así también me echas una mano). Si tienes cualquier pregunta ya sabes donde estoy. Espero tus comentarios o preguntas. ¡Un saludo!