La ranitidina y sus nitrosaminas.

La ranitidina y sus nitrosaminas.

El mundo farmacéutico no para. Siempre trae novedades. Desgraciadamente no todas son buenas. El día uno nos acostábamos con la noticia de la retirada del mercado de los medicamentos que incluyen el activo Ranitidina. ¿La causa? De nuevo la contaminación por nitrosaminas. Digo de nuevo porque algo parecido ocurrió con el Valsartán hace pocos meses.

Este post vamos a comentar qué es lo que ha ocurrido, qué es la ranitidina, qué son las nitrosaminas y todo ello salpicado de opiniones sobre todo lo que está ocurriendo.

Hasta luego ranitidina, ya si eso nos vemos otro día.

ranitidina y nitrosaminas

La ranitidina es un medicamento de uso habitual. Se utiliza para el ardor de estómago (y muchas de sus complicaciones como la úlcera, la enfermedad por reflujo, la neumonitis por aspiración ácida, y unas cuantas más.) El medicamento logra disminuir el pH del estómago por diferentes mecanismos y tiene una peculiaridad, aumenta la producción de moco en el sistema digestivo. Resultado: el ardor desaparece sin entorpecer la digestión.

Es un medicamento muy seguro. Al punto de que las embarazas pueden usarlo en caso de reflujo o acidez. De hecho, no sé muy bien qué van a hacer ahora que no lo hay. En fin, buscaremos alternativas (que las hay).

Los medicamentos son los productos que mayor control sanitario tienen.

Así es, y así debe ser. Después de todo están diseñados para curar a las personas, no para enfermarlas. Además son sustancias biológicamente activas capaces de ejercer diferentes acciones sobre el organismo y las toman pacientes con problemas de salud. Esto hace que deban estar siempre muy controladas. No es justificable que un medicamento tenga una contaminación de ningún tipo (y por ninguna sustancia por encima de los máximos legales establecidos). Cuando se detecta algo así se procede a la retirada de los lotes afectados. En este caso se han retirado TODAS LAS RANITIDINAS de uso oral.

Que a los medicamentos les exijamos este grado de seguridad está bien, por supuesto, pero tampoco caigamos en las alertas gratuitas. La nota de la Agencia Española del medicamento dice textualmente: «No hay evidencia de que la presencia de esta sustancia haya podido producir daño alguno a los pacientes que han consumido el medicamento.» Dicho de otra manera, el medicamento no ha dejado de ser seguro. Se han superado los límites legalmente aceptados de nitrosaminas pero seguimos lejos de los límites peligrosos. De hecho la nota también dice: «En ningún caso está justificado que los pacientes interrumpan los tratamientos con ranitidina sin consultar a su médico, ya que el riesgo de dejar de tomar el medicamento es considerablemente mayor que el riesgo de seguirlo tomando hasta la siguiente consulta con el médico.»

Así que no hace falta parar las rotativas ni asustarse. ¿Hay una retirada? Sí ¿Es motivo para asustarse? No.

El sistema funciona.

Para los farmacéuticos ofrecer medicamentos seguros es una obsesión. Tanto es así que nuestro sistema de distribución, nuestra logística y la trazabilidad con la que se trabajamos permite que la alerta se publique un día por la tarde y al día siguiente a las 9 de la mañana, todas las ranitidinas estén inmovilizadas o retiradas en todas las farmacias de España.

La velocidad y la contundencia con la que se ha actuado es un ejemplo de buen funcionamiento del sistema. No creo que ningún otro sector sea capaz de hacer algo así en tan poco tiempo.

Las nitrosaminas son viejas amigas.

Las nitrosaminas son una familia de compuestos orgánicos que están presentes de forma natural en el agua, en las carnes, en la leche y muchos otros alimentos. Surgen de forma espontánea en muchas reacciones químicas y son un una consecuencia habitual en reacciones en medio ácido. El caso es que para la fabricación de muchos medicamentos se usan medios ácidos y suelen aparecer nitrosaminas en cantidades controladas.

Se ha detectado que en la producción de Ranitidina se forman más nitrosaminas de las esperadas. Y de ahí la retirada.

¿Cómo de peligrosas son? Pues se las considera un «posible compuesto cancerígeno» en base a estudios realizados con animales a altas dosis. No existen estudios en humanos.  Existe en alimentos como la cerveza en concentraciones mayores que las máximas toleradas en la ranitidina. ¡Esto nos habla de la seguridad de los medicamentos!

Situaciones absurdas.

Este tipo de alertas y retiradas generan situaciones absurdas como una persona que fuma y se asusta y dice que va a dejar el medicamento inmediatamente porque es peligroso. Querido amigo, el tabaco es muchísimo más peligroso (no solo por las nitrosaminas que contiene, que son muchas mas que las que pueda haber en la ranitidina, sino por otras muchas sustancias peligrosas).

Conclusión.

Los medicamentos son seguros y lo que ha ocurrido es una muestra del buen hacer y la velocidad de la industria.

La ranitidina ya está retirada de las farmacias, si estás siguiendo un tratamiento pide cita con tu médico pero no dejes de tomarla.

Como digo siempre, para cualquier duda seguro seguro que tienes una farmacia cerca dispuesta a resolver tus dudas.

Buen día!