, ,

Piojos I. Leyendas urbanas.

Sí. En la facultad tenemos una preciosa asignatura llamada PARASITOLOGÍA en la que todo un catedrático nos habla de los piojos con detenimiento. Lo de preciosa no es en serio. Es bastante horrible. De hecho fue muy horrible. Durante años esa asignatura cambió mi forma de comer. Poco a poco volví a la normalidad… tal vez porque fui olvidando todo aquello, o porque… que caray! me gusta comer! Bueno, a lo que iba. Acaba de empezar el colegio y aquí vendrás los contagios masivos de piojos. Así que es buen momento para hacer una miniserie de 4 minientradas para aclarar unas cuantas cosas. Durante esta semana (de lunes a jueves) publicaré una minientrada cada día a las 12:00.

Los objetivos que me he propuesto son:

  • Desterrar mitos y leyendas urbanas que en nada nos ayudan.
  • Explicar el ciclo de vida, cómo se contagian y como se diagnostican
  • Hablar claramente de los tratamientos disponibles y , ¡por qué no!, mojarme y recomendar el que yo creo que es mejor.
  • Explicar cómo se pueden prevenir

Te dejo aquí un índice. Haz click para navegar por las diferentes minientradas de la miniserie.

¡Empezamos!

 

Los piojos

Leyenda urbana nº 1

“Los piojos son típicos de personas de clase social baja o con problemas de higiene”

Pues de eso nada. Hay piojos en todo el mundo y atacan por igual a ricos y a pobres, a limpios y a sucios. De hecho, incluso se puede decir que los piojos prefieren el pelo limpio y más bien seco. -¿Por qué? – Porque son bastante torpes moviéndose y la grasa en el pelo los hace más lentos. Lo que sí puede ocurrir es que una higiene poco cuidada pueda retrasar el diagnóstico y aumentar el nivel de infestación.

Leyenda urbana nº2

“Saltan de cabeza a cabeza”

Esto es un piojo humano de la cabeza (capitis). Hay otros piojos humanos, el del cuerpo y el del pubis. Tienen algunas diferencias. (Puedes ahondar más aquí: CorporisPubis)

¿Cómo esperas que salte? Tienen unas mini patitas (6) que les permiten desplazarse por el pelo. No tienen patas como los saltamontes o algunas cucarachas para saltar metros. Los piojos ni saltan ni vuelan. Si salta o vuela NO ES UN PIOJO.

Leyenda urbana nº3

“Lavarse la cabeza con mucho jabón y muchas veces elimina los piojos”

Los piojos son capaces de vivir muchas horas sin respirar, 4 para ser concretos. Ahogarlos con agua no es una opción – pero yo conozco productos que dicen que los matan por asfixia- si, pero esos productos lo que hacen es evitar que cierren los opérculos por los que respiran y entonces mueren asfixiados, pero es un mecanismo químico. Puede que con el lavado elimines alguno por arrastre. Pero no los suficientes. Y las liendres… de esas no te cargas ni una.

Leyenda urbana nº4

“Los animales de compañía transmiten piojos”

Pues tampoco. El piojo de la cabeza -el Pediculus humanus capitis– solo vive en la cabeza humana. Se alimenta exclusivamente de sangre humana. No puede vivir en ningún otro animal, ni en el medio ambiente. Como mucho aguantan 24-36 fuera de una cabeza, que es lo que aguantan sin comer. Eso en el mejor de los casos, porque necesitan determinado grado de humedad, si no mueren también. Los animales pueden transmitir otros ectoparásitos como las pulgas, pero no piojos.

Leyenda urbana nº 5

“Yo me lavo el pelo con vinagre para eliminar los piojos y ¡mano de santo, oye!

El vinagre no los mata, pero lo cierto es que tampoco les gusta. No van a abandonar una cabeza porque le eches un poco de vinagre. Lo que si hace el vinagre, y bastante bien, es despegar las liendres, porque ablandan el cemento que las une a los pelos.

Hasta aquí las leyendas urbanas. En el siguiente post hablaremos de ¡cómo se contagian. Recuerda darle a me gusta y compartir si te parece interesante. ¡Gracias y mañana más!

 

PD. ¿A alguien más estuvo rascándose la cabeza mientras leía la entrada?