Los límites del colesterol.

Hoy ha venido una paciente a hacerse una prueba de colesterol. Le he invitado a pasar a la ZAP, la Zona de Atención Personalizada de la farmacia y así poder charlar un rato mientras le hacía la determinación. -“Si tengo menos que la otra vez ya me conformo” – me dijo un poco nerviosa. -“¿Cuanto tenía?” – “Tenía 280, hace como 4 meses”. – Y luego añadió: -“Porque ni los médicos se ponen de acuerdo en cual es el límite. Así que a mi me vale con tener 250 o así”.

El empoderamiento del paciente.

Siempre abogo por el “empoderamiento del paciente”. (mira este post) Que pacientes capaces participen en el proceso de mejora y cuidado de su propia salud, asumiendo los objetivos como propios. Por que de hecho le son propios. Cuando un paciente participa en las decisiones sobre su propia salud suelen ser más fieles al tratamiento – en el mundillo decimos que “mejora la adherencia al tratamiento” y con ello mejora también la consecución de objetivos.- El problema es que algunos pacientes se vuelven laxos, y confunden las buenas palabras de un médico o de un profesional sanitario, que trata de animarlos, con una falta de criterio del colectivo.

No hay duda, ni falta de acuerdo en los profesionales de la salud. El colesterol debe estar por debajo de 200 mg/dl, salvo contadísimas excepciones en las que se toleran otros valores.

Podemos diseñar un plan estratégico para ir disminuyendo el nivel del colesterol en sangre de forma progresiva. Seguro que te suena lógico. Ir paso a paso. Como quien quiere bajar de peso y se va marcado metas a corto plazo. Pero el fin último es bajar de 200, quedarse en 235 mg/dl conlleva a sumir un riesgo elevado.

¿Por qué 200mg/dl de colesterol?

Bienvenidos al mundo de los estudios. Os presento el MRFIT, uno de los estudios clave en el diseño de estrategias para reducir la mortalidad coronaria.

Mira que gráfica más bonita.

Estudio MRFIT Mortalidad coronaria por años de seguimiento varones mg/dL. Colesterol total. Martin et al : Lancet 1986;2:

El MRFIT es un estudio que se hizo en 1979, se estudiaron a 361.662 varones durante 6 años, y luego durante otros 10. Es un estudio clásico, de los que se estudian en bioestadística y en medicina preventiva como ejemplo por sus conclusiones.

En el MRFIT se vio que a partir de 200mg/dl la mortalidad por accidentes coronarios aumentaba drásticamente, aunque a partir de 240mg/dl la pendiente de la gráfica era todavía más agresiva.

Desde entonces se estableció como deseable tener menos de 200mg/dl y en todo caso menos de 240mg/dl.

¿Riesgos?, ¿Qué riesgos?

Un colesterol alto correlaciona con una mayor mortalidad. Te recuerdo esta entrada que hice hace unos meses al respecto. ¿Te parece poco? Está relacionado con la enfermedad ateroesclerótica, de la que ya he hablado en algún momento, y esta correlaciona con enfermedades del corazón (angina e infarto), accidentes cerebrovasculares (infarto cerebral o ictus) y otros como la claudicación intermitente.

El colesterol alto es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, junto con el tabaco, la hipertensión arterial y la diabetes mellitus.

 

¿No sabes cómo está tu colesterol? Vete a tu farmacia de confianza. Allí podrán vértelo y aconsejarte para mantenerlo en concentraciones saludables.