,

(Vacunas I) Las vacunas y la esperanza de vida.

Hace muchos años que se superó la idea de SALUD=AUSENCIA DE ENFERMEDAD, pero la ausencia de enfermedad sigue siendo clave para la salud. El desarrollo y uso de vacunas es un hito en la historia de la humanidad. Te parece una exageración? Espera a ver el impacto de las vacunas en la esperanza de vida que te enseño más abajo.

El próximo lunes por la mañana tengo el placer de hablar en la cadena SER sobre vacunas. (me meto en unos líos…) Hice un curso interesante hace algunos años al respecto y con toda la actualidad en torno al Bexsero y los antivacunas he decidido investigar para tener las ideas frescas. Una vez metido en faena la inercia aconseja hacer una publicación al respecto.

Vamos allá.

Qué es una vacuna? Mira aquí. Es el enlace de wikipedia sobre vacunas. Así me ahorro transcribirlo y voy a lo práctico. ¡Ah! que quieres más info? Aquí tienes el enlace de la Organización Mundial de la Salud.

5 hechos relevantes sobre vacunas.

  • La inmunización evita entre 2 y 3 millones de muertes al año. Y eso que solo se tienen en cuenta los datos de difteria, tétanos, tos ferina y sarampión… ahora cuenta… en 10 años… las vacunas salvan entre 20 y 30 millones de personas!
  • Más de 109 millores de niños son vacunados al año con la triple vírica (difteria-tétanos-tos ferina)
  • Más de  un millón de lactantes y niños pequeños mueren al año a causa de enfermedades prevenibles. Como la enfermedad neumocócica o la diarrea por rotavirus. En los países donde la vacunación infantil está implantada los casos de complicaciones son muy pocos.
  • En 10 años hemos pasado de 535 mil muertes por sarampión a 139 mil. 
  • La incidencia de poliomelitis se ha reducido en un 99% desde 1.988. 

Qué te parece? Los datos son apabullantes. Y aún así siguen existendo grupos antivacunas. Por qué? Hay un riesgo real en vacunarse?

¿Existe un riesgo real asociado a las vacunas?

Sí. Todos los medicamentos conllevan riesgos y las vacunas son medicamentos. T-O-D-O-S. Pero el riesgo de las vacunas es pequeño. Qué dice la estadística? Pues que es más probable padecer un trastorno grave por una enfermedad prevenible mediante la vacunación que por su vacuna. Ergo… “do the maths”. Si tienes un ataque al corazón puede que la ambulancia que te lleva al hospital tenga un accidente, pero es más probable que sobrevivas si te mente en ella que si te quedas en casa. No se trata de una matemática muy difícil. Además los riesgos son realmente bajos. Las reacciones vacunarles suelen ser locales, temporales y leves.

Han ocurrido negligencias relacionadas con las vacunas? Sí. Desgraciadamente el ser humano tiende a ser negligente, a equivocarse y a meter la pata. Sin embargo las vacunas evitan entre 2 y 3 millones de muertes al año. Ya lo he puesto antes, sí, me repito… pero lo voy a poner de nuevo y además centrado y en negrilla y en un cartelito porque me parece importante:

Si os quedáis con esta frase ya me doy por satisfecho.

Los antivacunas.

Son personas que manejan mucha información. Han leído, han investigado… pero desgraciadamente han leído muy mala información o no han sabido entenderla. En una sociedad desarrollada en la que cientos de ONG tratan de buscar recursos para vacunar a niños de países en desarrollo, aquí tenemos grupos de personas que deciden no vacunar a sus hijos, e incluso hacen apología de ello.

Si te dicen que la vacuna pone en riesgo a tu hijo, y realmente no tienes formación ni información suficiente para no creértelo, te lo crees. Porque “las farmacéuticas” son la maldad encarnada con bata blanca, y porque molan las teorías de la conspiración, y Marcuse era tu autor de Filosofía favorito cuando hiciste COU.

El movimiento antivacunas se apoya en las teorías del Dr. Andrew Wakefield, un inglés que logró publicar un artículo en The Lancet, una prestigiosa revista científica. Este artículo (aquí lo tenéis) relacionaba la vacuna de la triple vírica con el autismo. De hecho, lo relacionaba con una enfermedad llamada Enterocolitis autística, enfermedad que no existe, o al menos no ha sido descrita. La realidad del asunto es que el artículo era falso (la propia The Lancet lo retiró) la enfermedad de la que hablaba era falsa y lo que el señor Wakefield pretendía -supuestamente- era hacerse rico vendiendo test para diagnosticar dicha enfermedad inventada. Aquí tenéis más información al respecto.

Lo triste del tema es que la mayoría de las personas que deciden no vacunar a sus hijos lo hacen pensando que les están protegiendo de la exposición a un riesgo, cuando es totalmente al revés. Los niños no vacunados se exponen a padecer enfermedades (recordáis el niño con difteria en Olot en 2.015?).

Quieres más datos? A ver, Let´s back to basics.

“Vengo a por la porquería esta.”

De vez en cuando alguien entra en la farmacia, tira la tarjeta sanitaria encima del mostrador y dice “Vengo a por el veneno que me dais”, o “Mira a ver que porquerías tengo ahí”. Yo me quedo estupefacto. No os dais cuenta de que los medicamentos son posiblemente el mayor avance en la historia de la humanidad? El mayor logro? La porquería de la que habla ese señor está manteniendo su presión arterial, controlando un problema de arritmia cardíaca y evitando un trombo. Es decir: LE ESTÁ SALVANDO LA VIDA.

Veamos qué dicen los datos demográficos:

En 1910 la esperanza de Vida al nacer era de poco más de cuarenta años. Hoy está por encima de los ochenta años. Y esto a qué se debe?– Pues a muchas cosas, pero en gran medida a la disminución de la tasa de mortalidad infantil. Y esta se debe, en mucho, a las vacunas. El otro factor clave es lo que ha venido a llamarse la -revolución cardiovascular- es decir, la aparición de estratégicas terapéuticas eficaces en en la reducción del riesgo cardiovascular (entre ellas muchísimos medicamentos como los antihipertensivos, los medicamentos para el control de colesterol o los avances en anticoagulación.)

Por todo esto no tiene sentido el pensar en conspiraciones, está claro que, de forma general, las medidas que la sociedad toma para mantener y mejorar la salud están dando resultado. Todos los medicamentos pueden presentar problemas, pero los riesgos asociados al uso de medicamentos son mucho menores que los riesgos de no tomarlos. La clave está en que las Agencias Reguladores de los medicamentos sigan haciendo un buen trabajo evaluando el balance beneficio-riesgo de cada medicamento, y que haya un profesional de la salud detrás de la recomendación personalizada a cada paciente.

Vacúnate, vacúnale.

Las vacunas son medicamentos sujetos a prescripción médica. Si tu médico te recomienda vacunarte, o vacunar a tu hijo ¡hazlo! Tu médico está evaluando el beneficio riesgo concreto para ti. Las matemáticas, la estadística y la lógica lo aconsejan.

 

Si te ha parecido útil o interesante, ya sabes, dale a me gusta y comparte. Si quieres decirme algo deja un comentario. Me dejo algunas cosas en el tintero como qué es el Bexsero, o por qué se está hablando de la vacunación en farmacias, pronto haré una segunda publicación para despejar más dudas. Gracias!!

 

Actualización: Aquí podéis ver la segunda parte de esta entrada.