,

Dietas milagro.

Ya estamos en enero y empieza la fiebre por las dieta. No es una mala cosa si se hace bien. Lo repito… si se hace bien. Desgraciadamente hay muchos falsos mitos y mucha información basura en internet. –¿Y cómo diferencio la información buena de la mala? ¡Pues para eso estamos! Hoy te cuento unas cuantas cosas sobre dietas milagro y dietas de verdad.

Las dietas milagro son todas mentira

¿Qué buscamos en una dieta? Qué sea efectiva, saludable,  segura, que no tenga el llamado “efecto rebote” y además que sea fácil de llevar. ¿Todo esto es posible? SI, claro que es posible.

En esta época proliferan miles de ofertas de dietas. Parece que todos sabemos qué hay que hacer para perder los kilos que nos sobras. Pero no es así. Escucho a muchísima gente decir cosas como: “a partir de ahora no ceno”, “yo solo como manzanas durante un día a la semana y listo”, “yo como genial, pescado cocido con aceite todos los días. eso sí, pescado “nada” en el aceite.”… Todo eso son falsos mitos. Hacer ese tipo de cosas con poco criterio puede dañar la salud. Y #lasaludesloprimero. Si quieres perder peso, o mejor aún si quieres aprender a comer de manera ordenada y saludable investiga, lee, estudia, pide ayuda y ten una actitud de aprendizaje.

La mayoría de las cosas que se publican y se publicitan sobre las dietas no tienen criterio científico. Muchas ni siquiera atienden a los conceptos básico de nutrición saludable. Es fácil dejarse llevar por publicidad engañosa, o por artículos de revistas. Y en este batiburrillo de información es difícil saber qué hacer.

Claves para reconocer

dietas saludables y efectivas.

Aquí unos cuantos consejos para reconocer dietas saludables, efectivas y con sentido.

  • Incluyen todo tipo de alimentos. Carnes, verduras, pescado, legumbres, fruta, cereales…
  • Proponen cantidades bien planificadas de todos los principios inmediatos, es decir, de proteínas, hidratos de carbono y grasas.
  • Incluyen alimentos ricos en vitaminas y nutrientes esenciales como fruta y verdura fresca y aceite de oliva.
  • No tienen alimentos prohibidos, tienen cantidades limitadas de determinados alimentos. No es que no puedas comer plátano… es que no puedes comer la misma cantidad de plátano que de sandía.
  • Se ajusta a las necesidades personales de cada persona. Las dietas siempre deben tener cierto grado de personalización.
  • Te proponen “aprender a comer” y fijar nuevos hábitos alimenticios para luego poder mantener el peso que hayas conseguido. Así se evita el efecto rebote. Mejorar los hábitos es fundamental.
  • Incluyen planes de ejercicio, aunque sean recomendaciones básicas.
  • No te prometen que será facil. Te prometen resultados si te esfuerzas.
  • Recomiendan control por parte de un profesional sanitario.

Claves para reconocer

dietas poco saludables.

Y ahora unas cuentas ideas para reconocer dietas que pueden poner en riesgo tu salud.

  • La publicidad pone cosas como: revolucionaria, milagro, rompedora. O cosas peores como “la dieta que no quieren que conozcas”.
  • Restringen alimentos o grupos completos de alimentos: prohibido comer carne roja, o prohibido comer plátanos…
  • Dejan que un día comas todo el chocolate que quieras, pero solo chocolate ese día. Esto es una burrada. Directamente huid (insensatos) de este tipo de historias.
  • Dicen “no hace falta hacer ejercicio”, “adelgaza sin esfuerzo”…
  • Son hiperproteicas y en ellas no hay ni pizca de azúcar o de grasa. Querido amigo, el azúcar y la grasa son IMPRESCINDIBLES PARA LA VIDA HUMANA. Podemos limitar cantidades pero no excluirlos de la dieta. Las dietas hiperproteicas tienen sentido en deportistas en determinadas circunstancias, siempre controlando varios parámetros de salud y si el paciente está sano. No es recomendable hacer una dieta hiperproteica para bajar de peso. De hecho, normalmente se usan para subir de peso… Y sobrecargan los sistemas de depuración del organismo.
  • Dicen que no es necesario ningún control por parte de ningún profesional sanitario.
  • Se basan únicamente en productos. Batidos, infusiones… Los productos tienen sentido como acompañamiento, o como ayuda para bajar de peso, pero no pueden ser la base.

La dieta que funciona

-Oye, pero yo quiero bajar de peso y con lo que me dices ya no se que hacer…- Bueno, a ver. Si quieres bajar de peso más de dos o tres kilos lo mejor es que vayas a un profesional, a un centro sanitario. Buscar ayuda de profesionales siempre es una buena idea.

La personalización mínima tendrá en cuenta tu edad, sexo, altura, peso actual, peso objetivo, contorno abdominal, medicación que tomas, enfermedades que padeces y preferencias personales. El cálculo, al menos básico, del metabolismo basal es importante de cara a que la dieta sea realmente efectiva. Durante el seguimiento la parte sanitaria debe ser la preocupación principal del profesional que te atiende. Porque la salud es lo primero en una dieta. El objetivo tiene que ser ayudarte a adoptar mejores hábitos alimentarios. Enseñarte a comer mejor. Durante un tiempo tendrás que limitar las cantidades mientras pierdes peso o incluso ayudarte de productos mientras te acercas a tu objetivo. Pero luego, esa misma forma de alimentación debe ser la que te permita hacer una vida normal y mantener el peso que has conseguido.

Dejo pendientes dos ideas para hacer nuevas entradas:

La Dieta de Intercambios. Posiblemente la mejor opción para hacer una dieta, porque es superflexible y adaptable.

Los Productos de Dieta. ¿Tienen sentido? ¿Funcionan? ¿Son recomendables?

Resumen

El resumen de esta entrada es sencillo. Tomar decisiones que te lleven a estar más sano es una buena idea. Pero este tema de las dietas es muy goloso (que bien traído) y hay mucha información basura en internet y fuera de internet. Aquí tienes unas claves para diferenciar una dieta saludable de una que no lo es. Siempre es una buena idea acudir a un profesional que tenga un buen servicio de nutrición. Asegúrate de que es un profesional sanitario.

Llevar una alimentación saludable el muy importante para mantener una buena salud. No te la juegues. Y empieza a cuidarte. ¡Yo ya he empezado!

 

 

 

 

Recuerda que puedes ayudarme dándole a me gusta la página del Facebook, y compartiendo esta entrada en tus redes sociales. Muchas gracias.

 

 

2/1/18, 87´8, 30´6, 13, 30,4, 107, 102