,

17 de octubre. Día mundial contra el dolor.

Ayer, día 17 de octubre, fue el día mundial contra en dolor. Durante toda la semana, muchas farmacias de toda España estamos haciendo una campaña de medición del dolor de espalda y recomendación para ayudar a nuestros pacientes a mejorar. En honor a la efeméride y a la campaña he decidido hacer una minientrada sobre el dolor y específicamente sobre el dolor de espalda.

¿Qué es dolor? ¿Sirve para algo? ¿Qué podemos hacer con el dolor de espalda? y lo más importante… ¿Qué es la algología?

Si ves este cartel en alguna farmacia puedes entrar y preguntar sobre la campaña del dolor de espalda, te darán unas cuentas recomendaciones interesantes.

¿Qué es es dolor?

Todos sabemos qué es el dolor. Todos lo hemos sentido alguna vez. Muchas veces, en realidad. El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable que clásicamente está ligada a daño tisular. Su función es decirnos que algo malo está pasando. Algún tejido está siendo dañado. El dolor, es la forma que tiene el organismo de avisarnos para que tomemos medidas y evitemos el daño tisular. El mecanismo del dolor es complejo. Incluye términos complejos, algunos de ellos los voy a obviar, pero otros tengo que explicarlos para poder llegar a donde quiero.

El proceso del dolor.

¿Cómo se crea la sensación del dolor? El proceso se llama Nocicepción. Se trata en realidad de 4 procesos.

  • Transducción. Es la transformación del estímulo en un impulso nervioso. Tiene lugar en los receptores del dolor.
  • Transmisión. Es el camino que hacen los impulsos nerviosos a través de las neuronas hasta llegar a su destino.
  • Modulación. Hay un montón de puntos en los que el impulso se puede ver modulado, tanto para intensificarlo como para ser reducido. Como comprenderás estos procesos de modulación son muy golosos como dianas terapéuticas.
  • Percepción. Cuando el impulso nervioso llega al Sistema nervioso central sentimos el dolor.

A ver, todo este rollo ¿Para qué? Pues porque resulta que si este proceso no funciona bien podemos sentir dolor en ausencia de un impulso que lo dispare, o al revés, podemos no sentir dolor en presencia de un estímulo. Cualquiera de las dos cosas genera una patología importante.

 

El dolor de espalda

Voy a hablaros del dolor de espalda porque es una patología muy habitual. El 80% de la población mundial tiene en algún momento de su vida un episodio de dolor lumbar. Además es el problema de salud crónico más frecuente en España.

¿Qué puedo hacer si me duele la espalda?. -Fácil. Ven a la farmacia. Si, ya sé que barro para casa, pero es que es lo mejor que puedes hacer. En la farmacia sabemos cuales son los criterios para derivarte al médico. ¿Quieres saber cuales son? Vale. Son los siguientes:

  • Dolor tras un fuerte traumatismo.
  • Dolor intenso o insoportable que no cede con el tratamiento habitual.
  • Dolor que dura más de 7 días después de tratamiento.
  • Presencia de erupciones cutáneas en la zona del dolor.
  • Dolor que se irradia a las extremidades.
  • Presencia de debilidad muscular.
  • Aparición de patología respiratoria, es decir, dolor al respirar.
  • Incontinencia fecal o urinaria.

El tratamiento del dolor de espalda

Yo no creo en la automedicación, creo en la Indicación Farmacéutica. Déjate aconsejar por los profesionales de tu farmacia, la de tu confianza. En función de las características del paciente sabrán que recomendar. En general lo que más se suelen recomendar es:

  • Paracetamol. Un máximo de 3 gramos al día y nunca en pacientes con problemas hepáticos. El paracetamol es analgésico y antipirético (para la fiebre) y tiene un pequeño efecto antiinflamatorio.
  • Ibuprofeno. Es un antiinflamatorio muy usado. Hay que descartar que el paciente tenga problemas gástricos, asma o EPOC.  Yo suelo recomendar ibuprofeno con arginina que es un poquito más rápido. Se recomiendan cada 8 horas, después de las comidas y durante 10 a 15 días.
  • Antiinflamatorios tópicos. Son muy eficaces en el dolor de espalda. El famoso Voltadol Forte, o el nuevo Novidol no son más que moléculas tan conocidas como el diclofenaco o el ibuprofeno en formatos gel. Fáciles de usar, con pocas interacciones y contraindicaciones. Suelen aplicarse 3 veces al día hasta 15 días.
  • Tratamientos con calor. El calor tiene una doble función. Por un lado “confunde” los receptores del dolor y los “apaga” y por  otro actual como relajante y antiinflamatorio. Se puede aplicar en parches o pomadas. Aunque a veces tiene efectos adversos como sequedad o urticaria en la zona de aplicación en general son bien tolerados. Una cosa importante es que las cremas, como el Capsicin, deben aplicarse con guantes y es muy importante lavarse las manos después de la aplicación. Si se te ocurre llevarte la mano al ojo después de aplicar la crema puedes sufrir una quemadura en un ojo.
  • Complejos vitamínicos B. Las vitaminas del grupo B a dosis terapéuticas inhiben la transmisión neuronal del dolor. Actúan sobre la producción de neurotransmisores y en el mantenimiento de las neuronas. Supongo que todo lo que os he contado más o menos lo sabías, pero esto es relativamente nuevo. Se ha demostrado que el uso de complejos vitamínicos B como el Hidroxyl B1, B6 y B12, utilizado en combinación con antiinflamatorios proporcionan mayor alivio del dolor, mejoran la movilidad y aceleran la recuperación. Permiten disminuir la dosis de antiinflamatorios y acortan el tratamiento.

Conclusión

El proceso del dolor, desde el estímulo hasta la percepción, tiene muchos pasos sobre los que podemos actuar farmacológicamente. El dolor de espalda es muy muy habitual, hasta el 80% de las personas lo sufren algún momento de su vida. Ante un dolor de espalda acude a tu farmacia, sabrán guiarte y sabrán si necesitan ir al médico. Podemos decirte si ir a tu médico de familia o directamente a urgencias. Confía un poco en tu farmacéutico. Hay muchas opciones de tratamiento y además se puede combinar el Antiinflamatorio por vía oral, el tratamiento tópico y el complejo vitamínico B. Cuando el dolor de espalda se origina por cuestiones de trabajo puede ser interesante usar otro tipo de ayudas como fajas.

Aprovecho para recordaros que acabamos de inaugurar la página de Facebook de Hoy empiezo a cuidarme. Si os apetece podéis darle a me gusta, darle a seguir y compartir las entradas para que lleguen a vuestros amigos. Aquí en el enlace:

Muchas gracias a todos y hasta la próxima.

 

ah! Que no os dije que es la algología!! Pues os lo digo ahora en plan escena post-créditos de Marvel. Este nombre tan raro no es la ciencia que estudia el “algo”, es la ciencia que estudia el dolor. Así de sencillo.