, ,

3 de mayo. Día mundial del Asma.

Hoy es el día de Star Wars, no me olvido. Pero resulta que ayer fue el Día Internacional del Asma. Así con con eso de intentar apropiarme del rebufo ajeno me sumo a la inercia para hablarte sobre él. Sobre el asma. Sobre Star Wars ya hablé en mi anterior blog. Aquí te dejo el enlace. Vamos al tema: el asma es esa enfermedad que tenía tu compañero del colegio y que le hacía vivir con un inhalador en el bolsillo.

¿Qué es el asma?

Asma en un gráfico

El asma (asma bronquial es el nombre técnico) es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas. Esto quiere decir que es una enfermedad crónica, no puntual. No tienes asma diez días y luego se te pasa cual catarro común, la tienes de forma crónica, a medio plazo no desaparece. Es inflamatoria porque los síntomas aparecen por la inflamación de la mucosa que reviste las vías respiratorias. Esta inflamación se produce por una hipersensibilidad, o una hiperreactividad de esa mucosa ante diferentes factores. El ama produce obstrucción bronquial reversible y de intensidad variable. Es decir, cuando la mucosa de inflama se hincha y como consecuencia las vías respiratorias se estrechan y es más difícil que pase el aire. Se producen entonces episodios agudos (crisis) que pueden ser más o menos grabes y suelen ser reversibles.

¿Eres asmático? Entonces es importante que sepas cómo evitar las crisis. Y para eso hay que ver dos cosas:

  • Qué factores desencadenan las crisis. Cómo evitarlos.
  • Cómo usar los medicamentos de forma segura y eficaz.
  • Como reaccionar ante una crisis.

Implicaciones sociales del asma

Estoy cansado de adalides de la conspiración que no son capaces de ver el cuadro completo y se atreven a emitir juicios de valor de lo que no saben. No es que yo lo haga, eso de ver el cuadro completo es bastante utópico. Pero revisando información y estudios sobre el asma, su prevalencia y esas cosas, he encontrado una Guía española para el manejo del asma de 2003 (abajo del todo te dejo la cita y el enlace). En ella me llamó mucho la atención el apartado de farmacoeconomía. Venia a decir que el asma es responsable de cerca del 2% del gasto en salud del estado (esto es una burrada). Pero va más allá y dice que:

  • El 70% de gasto está ocasionado por el mal control de la enfermedad.
  • Los mayores responsables del gasto son los costes indirectos (bajas, pérdida de productividad) y directos (hospitalización, urgencias, muertes…)

Es decir, el 70% del gasto en asma es prevenible controlando la enfermedad. ¿Cómo controlamos la enfermedad? Pues evitando las crisis y utilizado correctamente la medicación.

Tratamiento del asma.

¿Eres asmático? Si la respuestas es SÍ, seguro que sabes muchas de estas cosas, pero siempre está bien repasarlas.

Hay dos claves para evitar las crisis, una es no estar en contacto con los factores que las desencadenan y otra es saber usar correctamente la medicación preventiva y, sobre todo, USARLA.

1. Evita los factores de riesgo ¿Qué factores desencadenan las crisis?

Hay tres tipos de factores. Los ambientales, los directos y los indirectos.

  • Factores ambientales: Son alérgenos presentes en el ambiente.
    • Pólen
    • Ácaros del polvo
    • Epitelio de perros y gatos
    • Hongos
    • Latex
    • Exposición al humo del tabaco
    • y otros menos habituales (cucarachas, pelo de caballo, de hámster…)
  • Factores directos:
    • Infecciones del tracto respiratorio casi siempre causadas por virus.
    • Irritantes volátiles, como el humo del tabaco (sí, aparece dos veces), barnices, sulfitos (presentes en algunas industrias químicas) y también la polución.
  • Factores indirectos:
    • Ejercicios físico.
    • Medicamentos: en especial salicilátos (AAS), AINES, o betabloqueantes.
    • Alimentos con sulfitos, como vinos, cavas, frutos secos, mariscos y productos precocinados.

Hay muchas de estas cosas que se puede evitar. Especialmente importante es el tema del humo del tabaco. El tabaco es, además de un alérgeno, un irritante. Muchos pacientes con asma no podían hacer vida normal antes de las leyes antitabaco. Sobre el tabaco hay muchas cosas interesantes, una de las más recientes es esta (aunque nada tiene que ver con el asma) “autismo y tabaquismo de la abuela.” Flipo.

2. Utiliza bien el tratamiento.

Como siempre, si quieres información más técnica puedes buscarla. Hay mucha por la red. Yo me (auto)limito a contarte las lineas generales, lo que creo que te puede ser más útil sin entrar muy a fondo. La posología, los medicamentos, las concentraciones,  todo dependerá de la grabedad del la enfermedad y de las circunstancias del enfermo.

Hay dos tipos de tratamiento:

  • El tratamiento farmacológico de mantenimiento. Casi siempre se trata de Corticoides inhalados a baja concentración. Los corticoides inhalados mantienen a ralla la inflamación latente en la mucosa, y con eso evitamos las aparición de crisis. Se usan de forma crónica, todos los días. No aportan alivio inmediato, sino que hacen que la mucosa deje  de responder a los factores que disparan las crisis, al menos en parte.
  • El tratamiento farmacológico de emergencia o de rescate. Casi siempre son broncodilatados que se usan como tratamiento de rescate. Creo que el nombre lo dice todo. Se usan cuando hay una crisis. Es es ese inhalador que vemos que el paciente siempre tiene en el bolsillo y lo utiliza cuando le hace falta. Cuando el inhalador de rescate no es suficiente el médico puede recomendar corticoides por vía oral.

3. El problema de la falta de adherencia

La clave del control de la enfermedad es el tratamiento habitual, los corticoides inhalados. Desgraciadamente muchos pacientes asocian el formato, el inhalador, con el tratamiento de rescate y abandonan el tratamiento habitual. Y ahí llega ese 70% del gasto asociado al asma, un gasto prevenible.

Los pacientes asmáticos deben ser constantes con el tratamiento de base de la enfermedad. Es la forma de mantenerla a raya, de evitar “exacerbaciones” y crisis grabes. En la práctica en la farmacia vemos demasiada gente abusar del tratamiento de rescate y abandonar los tratamientos de base. Es un error garrafal en todos los sentidos. En la seguridad del medicamento, en la efectividad del tratamiento, y en la parte económica.

Otro problema grabe relacionado es que muchos pacientes no saben usar correctamente su inhalador. Se ve que es un problema internacional, y para muestra el siguiente video:

Los pacientes no son “idiotas” pero nadie nace aprendido. Los guionistas de House se hay exagerado una realidad.

Hay muchos tipos de inhaladores. Nexthaler, easyhaler, novolizer, diskhaler, Turbuhaler, Accuhaler, Respimat, Cartuchos presurizados, Genuair, Twisthaler, Breezhaler, Hadihaler, Inhalator, Aerolizer… y seguro que me dejo alguno en el tintero. Todos son diferentes. ¿Por qué hay tantos? Buena pregunta. Porque están protegidos por patentes, y entonces unos laboratorios no pueden usar los dispositivos de los otros.

Cómo usar correctamente los inhaladores

Cada uno es diferente. El primer consejo es el siguiente: si tienes alguna duda de como usar tu inhalador acude a tu farmacia de confianza. Muchas farmacias hacemos una dispensación informada y nos aseguramos de que nuestros pacientes sepan usar sus inhaladores. Algunas hacemos campañas periódicas para que la gente venga con su inhalador y repasar como se usa.

De forma general podemos describir los siguientes pasos, que nos valen para todos los inhaladores.

  1. Prepara el dispositivo. Algunos solo hay que abrirlos, otros hay que cargarlos, otros agitarlos… eso ya depende de cada inhalador en concreto. Mira las instrucciones o pregunta.
  2. Respira tranquilamente. Toma aire de forma profunda y expúlsalo lentamente unas cuantas veces, como entrenando. Así además estarás más tranquilo.
  3. Mantente erguido. La posición es importante para que todo el polvo inhalado llegue correctamente a los bronquios, bronquiolos y pulmones.
  4. Expulsa el aire de los pulmones. No exageres, no hace falta quedar sin aliento, pero vaciar para volver a llenar es clave en el proceso.
  5. Pon el inhalador en la boca. Fíjate bien si es para arriba, para abajo, de un lado o del otro.
  6. Haz una inhalación profunda. No hace falta que sea rápida, de hecho, no debe ser rápida. Debe ser profunda y tranquila.
  7. Contén la respiración durante 5 segundos. Pero tranquilamente, lo que puedas. Si estás en crisis será más difícil.
  8. Después expulsa el aire tranquila y lentamente.
  9. Guarda el inhalador correctamente, límpialo si hace falta.
  10. Enjuágate la boca. Desgraciadamente algo del polvo del inhalador tiende a quedarse entre los dientes, aunque no lo notes está ahí y favorece la aparición de hongos. Elige un colutorio suave y de buena calidad, mejor sin alcohol.

Inhalador presurizado

Cómo reaccionar ante una crisis

Las crisis asmáticas asustan. Pocas cosas hay tan desagradables como no ser capaz de coger aire. Un buen consejo es tener un plan preparado en caso de crisis. ¿Eres asmático? Siéntate con un papel delante y escribe que tienes que hacer ante una crisis, haz un plan. No improvises. Entre las cosas básicas:

  • Mantén la calma. Recuerda que ya has pensando de antemano que tienes que hacer y lo primero de la lista era mantener la calma.
  • Usa tu inhalador de emergencia. Sí, ese que tienes en el bolsillo. Con tranquilidad sigue los pasos.
  • Si sabes que ha causado la crisis aléjate de ello. Pura lógica.
  • Mantente derecho, puedes sentarte, pero evita inclinarte o tumbarte. Los pulmones trabajan mejor en posición vertical.
  • Si la crisis no cede después de usar en inhalador de emergencia llama al 112. Raramente las crisis eventuales son problemáticas, pero tal vez necesiten cambiar tu medicación o poner oxígeno.Plan de acción

Mi hijo o familiar es asmático ¿Cómo puedo ayudarle?

Si tienes un familiar a cargo con asma es importante que entiendas su tratamiento y que estés entrenado en como usar sus inhaladores. Eso os dará tranquilidad a los dos. No tengas miedo de insistir o preguntar en tu farmacia. ¡Los farmacéuticos estamos deseando que nos hagas ese tipo de preguntas!

Mantén la casa limpia, y aleja al paciente de los factores que disparan sus crisis. Pero si es tu hijo ¡déjale vivir también! Se ha observado un problema de generación de defensas por un exceso de higiene y por el llamado “efecto burbuja“.

Conclusión.

Es asma es una enfermedad muy habitual. Tiene carácter crónico y es más habitual en niños que en adultos. Cursa con crisis asmáticas, para las que hay que estar preparado. Tiene un impacto económico muy grande que se podría evitar utilizando bien los medicación. Si tienes dudas de como usar tu inhalador pregunta en tu farmacia (o pregúntame a mi, que estaré encantado de ayudarte). Si eres asmático ten un plan de acción para crisis, que no te pillen desprevenido. Y si eres familiar de un paciente con asma infórmate de la medicación que toma y como usarla.

 

Como siempre quedo a vuestra disposición para cualquier duda, comentario, aclaración o queja. Si te parece útil, te gusta o crees que alguien debería leer esta información, por favor, dale a me gusta y comparte!

Gracias!

Adrian Acuña

El artículo del que te hablé:

Plaza V, Álvarez FJ, Casan P, Cobos N, López A, Llauger MA, et al, en calidad de Comité Ejecutivo de la GEMA 2003 y en representación del grupo de redactores. Guía española para el manejo del asma 2.3. Impacto socioeconómico. Disponible en: www.gemasma.com