¿Cuánto tiene que comer un bebé durante la lactancia?

Tamaño estómago bebé

Hay muchos temas comprometidos al hablar de los bebés. La lactancia es, sin duda, el más difícil.

Vamos allá.

La leche de la madre es el mejor alimento para el bebé. Ya está. Es así de sencillo y de claro. Cuando no es posible o cuando los padres no quieren hacerlo hay fantásticas alternativas que permiten al niño crecer sano y fuerte. Los padres deben ser libres de elegir qué hacer, dado que ninguna de las opciones es “mala”. Nadie debe juzgar una situación de este tipo sin conocerla a fondo. Y posiblemente conociéndola tampoco. Desde las farmacias siempre animamos a las madres a dar lactancia materna y para ello organizamos charlas, clubes y ponemos a su disposición un montón de productos para ayudarles.

Sea como sea, tanto en mamás que dan leche de fórmula, como en la lactancia materna, vamos a intentar disipar alguna duda en cuanto a la cantidad de comida que debe comer el bebé.

¿Cuánto tiene que comer mi bebé?

Antes de seguir hay que aclarar un par de cositas.

  1. Los bebés recién nacidos son son iguales entre ellos. No es lo mismo un bebé de 2 kilos 500 gramos que uno de 4 kilos al nacer. Sus necesidades son diferentes.
  2. La maduración de los sistemas y órganos de los bebés recién nacidos no es una ciencia exacta. El sistema gástrico de un bebe que nace con 38 semanas puede ser más maduro que uno que nazca con 40 semanas más 4 días.

Dicho esto tenemos dos posibles situaciones:

Lactancia materna.

Cuando el bebé se alimenta exclusivamente de la leche materna la madre debe ofrecer el pecho al bebé “a demanda”. Lo siento amigos. A los más organizados del lugar, que quieren tener un horario controlado, esto les va a descuadrar el día. No hay manera de organizar o predecir de antemano las tomas. A medida que el bebé crece, sus necesidades cambian, y con ellas también la frecuencia y cantidad que necesitan de leche.

De forma orientativa el bebé come entre 8 y 12 veces al día. Y todos los días debe hacer pis y caca. Así que ya sabes, debes estar preparada para dar el pecho a cualquier hora. Si el bebé pide, ofrécele.

Lactancia con leche de fórmula.

Si algo intentan las leches de fórmula es parecerse lo más posible a la leche materna (cosa que, a mi  juicio, no consiguen, aunque cada vez se acerquen más). Lo lógico es, entonces, que la forma de alimentación sea también similar a la de la lactancia materna. Sí. Estoy diciendo eso que estás leyendo. La lactancia debe hacerse a demanda también, tanto cuando se da el pecho como cuando no. Los bebés están programados para autorregularse, ¿por qué tratamos de evitarlo? La leche de fórmula no se digiere igual que la de la madre y eso marcará la diferencia. En general los niños criados con leche de fórmula harán menos tomas que los de lactancia materna.

Los fabricantes proponen cantidades, pero son recomendaciones, no reglas estrictas. No hay que tomarlas a rajatabla. Al final del post te pongo unas fotos de unas cuantas latas de leches de diferentes marcas.

“-Mi hijo de tres semanas come seis bibes de 90 ml

-Pues el mío con cuatro semana tomaba siete de 120ml.”

Cada niño va una velocidad, los hay más o menos glotones. Hay que evitar comparar y preocuparse.

¿Está comiendo demasiado?

Hay dos fenómenos muy útiles a la hora de saber cuando el bebé está comiendo demasiado. Aunque se aplica a leche de fórmula y leche materna la regulación en el caso de bebés que maman es mucho más difícil.

El hipo.

Es un trastorno benigno. Se trata de la contracción del diafragma que presiona los pulmones. Aquí no hay leyes rígidas, pero se puede relacionar el hipo con:

  • El niño ha comido demasiado rápido. Prueba a usar una tetina más lenta.
  • El niño ha comido demasiado. Prueba a darle menos.
  • Otros motivos: por ejemplo por llantos o después de la regurgitación, o sencillamente la falta de maduración de la válvula de entrada al estómago.

Cuando el hipo impide que el bebé descanse adecuadamente puede ser motivo de consulta al pediatra.

La regurgitación.

Es la emisión de leche que todavía no se a digerido. Normalmente se debe a que el bebé ha comido demasiado y “echa” lo que no necesita o no le cabe en el estómago. También puede estar relacionado con la velocidad a la que come. Las recomendaciones son las mismas.

  • Prueba a usar una tetina más lenta.
  • Prueba a darle menos cantidad.

La regurgitación es un fenómeno fisiológico de autorregulación que no debe asustarnos. Solo en caso de que el pequeño regurgite todo lo ingerido y no esté ganando peso.

 

El control definitivo

“Vale, todo eso está bien. Pero ¿Cómo se yo que el niño está comiendo suficiente?”

Muy fácil.

  1. El niño se queda tranquilo después de comer. No quiere decir que tenga que dormirse, o algo así. Sencillamente queda saciado y relajado.
  2. El niño gana peso. Es importante hacer un seguimiento del peso del bebé cada semana durante el primer mes y cada 15 días durante los dos siguiente. El bebé debe ganar peso todas las semanas, aunque sea poco. Para hacerlo bien hay que pesarlo a la misma hora y con la misma ropa. Y teniendo cuidado que un día no sea justo después de comer y otro después de cambiarle el pañal. Si el bebé no gana peso en una de esas mediciones es motivo de consulta (en principio no de urgencia, pero si de hablar con su pediatra).

Te dejo unas fotos de algunas Leches infantiles que tengo por la farmacia para que veas la tabla de cantidades, pero en ningún caso se trata de leyes fijas, sino de orientaciones.

 

La lactancia es un proceso complicado. Sea como sea. Lactancia materna o de fórmula, siempre aparecen dudas o inseguridades. Recuerda que puedes preguntar a tu pediatra, que te aconsejará, también a tu matrona y también en tu farmacia. Los profesionales sanitarios estaremos encantados de ayudarte.

Si te parece interesante acuérdate de compartir y darle a me gusta y dejar un comentario.

¡Hasta la próxima!

 

 

 

PD. Como dije antes, te dejo unas fotos de leches infantiles con tablas de cantidades. Verás que son todas muy parecidas y siempre son recomendaciones generales.

Novalac 1 Enfamil premium 1 Blevit plus 1 Forte Nutri Natal Pro Alfa Almirón 1