¿COMODO EN TUS PIES? Las durezas

-“Mami, ¿qué le pasa a esa señora en los pies?” -Las durezas son un problema feo, antiestético, que se agrava con el tiempo, que puede derivar en grietas sangrantes y en infecciones; son fácilmente coloniales por hongos y además de todo eso son fáciles de tratar y fáciles de evitar. ¡Entra! Hoy hablamos sobre las durezas.

¿Qué son las durezas?

Hay dos zonas en los pies con almohadillas naturales: el talón y la zona de los metatarsos. Esas almohadillas naturales tienen además una piel engrosada, para proteger aún más las estructuras del pie. Al final son huesos muy pequeñitos y bastante frágiles. En esta serie siempre hablo de lo mismo, la falta de hidratación, el exceso de carga mecánica, la oclusión y la oscuridad a la que se ven sometidos los pies favorece que la piel se reseque y que no se produzca una renovación cutánea adecuada. Esto da lugar a las durezas.

Las durezas son feas, dolorosas y pueden incluso llegar a sangrar y a infectarse. Hay que ponerles remedio lo antes posible.

¿Cómo trato las durezas?

Si eres diabético ve a la farmacia y comenta el caso. Los pies de los diabéticos son especialmente sensibles y complicados y necesitan cuidados específicos. Si no eres diabético  sigue leyendo.

Primero asegúrate de no tener grietas sangrantes e infectadas. Si hay infección lo primero será tratarla con una buena crema con antibiótico. Pregunta en tu farmacia, hay varias que se pueden usar y no necesitan receta médica. Cuando eso esté un poco mejor puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Moja los pies un rato. Esto hace que la piel esté más blanda y será más fácil trabajar en ella.
  • Exfolia la piel con una piedra pomez o con una lima eléctrica (que están tan de moda). Así retirarás toda la capa de piel muerta superficial. No pretendas eliminarlo todo el primer día. Eso puede hacer que aparezcan heridas y tengas que dejar el tratamiento. Exfolia levemente. No exageres. El tratamiento es corto, pero lleva unos días.
  • Aplica una crema para durezas. Las cremas para durezas o grietas son muy muy eficaces. En muchos casos los efectos se notan después de un solo día de aplicación y la mejoría es evidente a los tres días. Hay muchas marcas posibles, pero si tienes una durezas importantes te recomiendo LetiXer Q. Una crema fantástica de laboratorios Leti pensada para cualquier zona con hiperqueratosis que va de lujo en las durezas (también en los codos por ejemplo!)

En pocos días tus durezas estarán mucho mejor, ya no dolerán, las grietas habrán desaparecido y su apariencia será mucho mejor.

¿Como evito las durezas?

Pues cuidando los pies todo el año.

  • Mantén los pies limpios. Con la eliminación de las bañeras y la costumbre de ducharse, muchas veces los pies se nos olvidan. Lava los pies bien, entre los dedos y por debajo. Eso ayudará a la renovación de la piel.
  • Al salir de la ducha sécate los pies. Siéntate y sécate los pies. Ya se que tienes prisa, o te vas a la cama o comienza tu día, pero hazme caso. La higiene de los pies es importante.
  • Hidratación. Usa una crema hidratante. Si tienes tendencia a las durezas te recomiendo Flexital. Una crema balsámica que pueden usar incluso los diabéticos. Otra buena opción (y bastante novedosa) es el Zelium. Un producto en formato spray, muy fácil de usar y que hidrata los pies. También es apto para diabéticos.
  • Elige calzado cómodo, que deje respirar al pie. Con un buen acolchado. Y si pasas muchas horas de pie busca alguna plantilla de descanso. Descarta las botas pesadas, o las “catiuscas”. Los pies se recuecen ahí dentro, aparece humedad y rozadura… la receta de las durezas!
  • Usa la cabeza y piensa un poco en los pies. Andas sobre ellos todo el día y ¡no los cuidas nada! Dedícales un momento en tu rutina de higiene y evitarás un montón de problemas.