,

17 de octubre. Día mundial contra el dolor.

Ayer, día 17 de octubre, fue el día mundial contra en dolor. Durante toda la semana, muchas farmacias de toda España estamos haciendo una campaña de medición del dolor de espalda y recomendación para ayudar a nuestros pacientes a mejorar. En honor a la efeméride y a la campaña he decidido hacer una minientrada sobre el dolor y específicamente sobre el dolor de espalda.

¿Qué es dolor? ¿Sirve para algo? ¿Qué podemos hacer con el dolor de espalda? y lo más importante… ¿Qué es la algología?

Si ves este cartel en alguna farmacia puedes entrar y preguntar sobre la campaña del dolor de espalda, te darán unas cuentas recomendaciones interesantes.

¿Qué es es dolor?

Todos sabemos qué es el dolor. Todos lo hemos sentido alguna vez. Muchas veces, en realidad. El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable que clásicamente está ligada a daño tisular. Su función es decirnos que algo malo está pasando. Algún tejido está siendo dañado. El dolor, es la forma que tiene el organismo de avisarnos para que tomemos medidas y evitemos el daño tisular. El mecanismo del dolor es complejo. Incluye términos complejos, algunos de ellos los voy a obviar, pero otros tengo que explicarlos para poder llegar a donde quiero.

El proceso del dolor.

¿Cómo se crea la sensación del dolor? El proceso se llama Nocicepción. Se trata en realidad de 4 procesos.

  • Transducción. Es la transformación del estímulo en un impulso nervioso. Tiene lugar en los receptores del dolor.
  • Transmisión. Es el camino que hacen los impulsos nerviosos a través de las neuronas hasta llegar a su destino.
  • Modulación. Hay un montón de puntos en los que el impulso se puede ver modulado, tanto para intensificarlo como para ser reducido. Como comprenderás estos procesos de modulación son muy golosos como dianas terapéuticas.
  • Percepción. Cuando el impulso nervioso llega al Sistema nervioso central sentimos el dolor.

A ver, todo este rollo ¿Para qué? Pues porque resulta que si este proceso no funciona bien podemos sentir dolor en ausencia de un impulso que lo dispare, o al revés, podemos no sentir dolor en presencia de un estímulo. Cualquiera de las dos cosas genera una patología importante.

 

El dolor de espalda

Voy a hablaros del dolor de espalda porque es una patología muy habitual. El 80% de la población mundial tiene en algún momento de su vida un episodio de dolor lumbar. Además es el problema de salud crónico más frecuente en España.

¿Qué puedo hacer si me duele la espalda?. -Fácil. Ven a la farmacia. Si, ya sé que barro para casa, pero es que es lo mejor que puedes hacer. En la farmacia sabemos cuales son los criterios para derivarte al médico. ¿Quieres saber cuales son? Vale. Son los siguientes:

  • Dolor tras un fuerte traumatismo.
  • Dolor intenso o insoportable que no cede con el tratamiento habitual.
  • Dolor que dura más de 7 días después de tratamiento.
  • Presencia de erupciones cutáneas en la zona del dolor.
  • Dolor que se irradia a las extremidades.
  • Presencia de debilidad muscular.
  • Aparición de patología respiratoria, es decir, dolor al respirar.
  • Incontinencia fecal o urinaria.

El tratamiento del dolor de espalda

Yo no creo en la automedicación, creo en la Indicación Farmacéutica. Déjate aconsejar por los profesionales de tu farmacia, la de tu confianza. En función de las características del paciente sabrán que recomendar. En general lo que más se suelen recomendar es:

  • Paracetamol. Un máximo de 3 gramos al día y nunca en pacientes con problemas hepáticos. El paracetamol es analgésico y antipirético (para la fiebre) y tiene un pequeño efecto antiinflamatorio.
  • Ibuprofeno. Es un antiinflamatorio muy usado. Hay que descartar que el paciente tenga problemas gástricos, asma o EPOC.  Yo suelo recomendar ibuprofeno con arginina que es un poquito más rápido. Se recomiendan cada 8 horas, después de las comidas y durante 10 a 15 días.
  • Antiinflamatorios tópicos. Son muy eficaces en el dolor de espalda. El famoso Voltadol Forte, o el nuevo Novidol no son más que moléculas tan conocidas como el diclofenaco o el ibuprofeno en formatos gel. Fáciles de usar, con pocas interacciones y contraindicaciones. Suelen aplicarse 3 veces al día hasta 15 días.
  • Tratamientos con calor. El calor tiene una doble función. Por un lado “confunde” los receptores del dolor y los “apaga” y por  otro actual como relajante y antiinflamatorio. Se puede aplicar en parches o pomadas. Aunque a veces tiene efectos adversos como sequedad o urticaria en la zona de aplicación en general son bien tolerados. Una cosa importante es que las cremas, como el Capsicin, deben aplicarse con guantes y es muy importante lavarse las manos después de la aplicación. Si se te ocurre llevarte la mano al ojo después de aplicar la crema puedes sufrir una quemadura en un ojo.
  • Complejos vitamínicos B. Las vitaminas del grupo B a dosis terapéuticas inhiben la transmisión neuronal del dolor. Actúan sobre la producción de neurotransmisores y en el mantenimiento de las neuronas. Supongo que todo lo que os he contado más o menos lo sabías, pero esto es relativamente nuevo. Se ha demostrado que el uso de complejos vitamínicos B como el Hidroxyl B1, B6 y B12, utilizado en combinación con antiinflamatorios proporcionan mayor alivio del dolor, mejoran la movilidad y aceleran la recuperación. Permiten disminuir la dosis de antiinflamatorios y acortan el tratamiento.

Conclusión

El proceso del dolor, desde el estímulo hasta la percepción, tiene muchos pasos sobre los que podemos actuar farmacológicamente. El dolor de espalda es muy muy habitual, hasta el 80% de las personas lo sufren algún momento de su vida. Ante un dolor de espalda acude a tu farmacia, sabrán guiarte y sabrán si necesitan ir al médico. Podemos decirte si ir a tu médico de familia o directamente a urgencias. Confía un poco en tu farmacéutico. Hay muchas opciones de tratamiento y además se puede combinar el Antiinflamatorio por vía oral, el tratamiento tópico y el complejo vitamínico B. Cuando el dolor de espalda se origina por cuestiones de trabajo puede ser interesante usar otro tipo de ayudas como fajas.

Aprovecho para recordaros que acabamos de inaugurar la página de Facebook de Hoy empiezo a cuidarme. Si os apetece podéis darle a me gusta, darle a seguir y compartir las entradas para que lleguen a vuestros amigos. Aquí en el enlace:

Muchas gracias a todos y hasta la próxima.

 

ah! Que no os dije que es la algología!! Pues os lo digo ahora en plan escena post-créditos de Marvel. Este nombre tan raro no es la ciencia que estudia el “algo”, es la ciencia que estudia el dolor. Así de sencillo.

,

Cortar pastillas… menudo rollo.

Muchos médicos son aficionados a obligar a los pacientes a cortar pastillas: “Te tomas media de esta y tres cuartos de esta otra”. Eso de “aficionados” esconde un tono ciertamente jocoso. En un momento en el que todos luchamos por mejorar la adherencia al tratamiento de los pacientes, algunos médicos les piden que tomen 3/4 de pastilla (no os imagináis la de veces que he tenido que explicar el quebrado 3/4). Por eso hoy quiero hablaros de cortar pastillas. Y además os voy a dejar la clave que usamos en la farmacia para cortar pastillas de forma rápida, sencilla y muy eficaz y que sirve en la mayoría de los casos.

¿Por que hay que cortar pastillas?

Puede ser conveniente partir pastillas cuando es necesario ajustar las dosis a pacientes que lo necesitan. Por ejemplo en pacientes con problemas de hígado o de riñón. O cualquier circunstancia que comprometa el Ciclo ADME (El ciclo ADME describe las etapas por las que pasa un medicamento cuando se administra a un organismo, son las siglas de Administración, Distribución, Metabolismo y Eliminación. Otro día os hablo de esto, que es interesante.)

A lo que íbamos. Puede que sea necesario ajustar una dosis a una característica concreta de un paciente y entonces haya que recurrir a dar media pastilla de esto o de lo otro. Pero en muchísimas ocasiones los médicos obligan a los pacientes a cortar pastillas sin que sea necesario. “Tómate media pastilla de atorvastatina de 40mg” y resulta que existe a nuestra disposición un comprimido de atorvastatina de 20mg. Un caso sangrante (en mi opinión) es el Sintrom 4mg. ¿Qué es eso de tener que tomar 3/4 un día, 1/2 otro y 1/4 de pastilla otro? ¿No se dan cuenta de lo fácil que es que el paciente parta mal los comprimidos? ¿No se dan cuenta de que muchas veces la mitad del medicamento acaba en la basura o, peor, en el suelo? Señores prescriptores, existe el Sintrom 1mg, que no hay que partirlo. Basta con que el paciente tome un día 2 y otro día 3 pastillas y listo.

Creo que el tema me está quedando demasiado reivindicativo y no era la intención. Lo que quiero es explicar cómo manipular y partir comprimidos para evitar un desastre como este:

 

Así que vamos allá. Pero antes:

¿Pastilla o comprimido?

Esto da para otro post. Un día de estos haré una entrada completa sobre “formas farmacéuticas”… ¡Tantas cosas que contar y tan poco tiempo! De momento usaré los dos términos como sinónimos, aunque no lo son.

¿Que necesito para partir comprimidos?

Hay en el mercado diferentes tipos de partidores de pastillas. Casi todos son del tipo del de la siguiente foto.

Con suerte tienen una zona para partir, una zona de “almacén” y un triturador en el fondo. Estos dispositivos son útiles cuando estamos ante pastillas sin biseles o muy muy duras. Pero os tengo que confesar algo: CASI NUNCA SON NECESARIOS. Y ya puestos… lo cierto hace falta bastante mañana para usarlo bien.

¿Qué necesitas?

Guantes: Las pastillas deben manipularse siempre con guantes.

Una cosa que sacar un comprimido del blister para tomarlo. En ese caso no hacen falta los guantes para nada. Pero si vas a manipular los medicamentos para partirlos, o para preparar un pastillero semanal, usa guantes. Algunos medicamentos son muy sensibles a los cambios de pH y se oxidan después de ser tocados. Nosotros siempre usamos guantes al manipular cualquier medicamento.

Pinzas: unas buenas aliadas.

En el video que os dejo más abajo veréis unas pinzas largas y finas que usamos para preparar los SPDs en la farmacia. Máxima higiene asegurada y control total. Con las pinzas evitamos que se nos escapen las pastillas y acaben en el suelo.

Busca una superficie no porosa y límpiala antes de empezar.

Muchas veces tenemos que dejar los comprimidos en algún sitio mientras los manipulamos. Yo uso en pequeño frasco de cristal (creo que lo habéis visto algunos en un video que colgué hace algún tiempo en el que aparezco preparando un SPD). El sistema del frasco para dejar caer los medicamentos es útil. Implica el uso obligatorio de una pinza. Sin embargo a veces tenemos que poner las pastillas sobre algún sitio. Pues eso, busca una superficie lista, no porosa y límpiala bien. Yo uso una superficie de resina del laboratorio (ya adaptada para esos usos) o una mesa de madera barnizada y bien limpia.

Cómo partir pastillas de forma facil

No os imagináis la de veces que los pacientes se me han quejado de que no son capaces de partir una pastilla y al ver cómo lo hago abren la boca. -¡Pero que fácil es! – Menuda tontería y yo ahí matándome con un cuchillo jamonero.” – “¡No me lo puedo creer!”

¡¡¡¡¡Pero si es una tontería!!!! Bueno, aquí os dejo el secreto para partir pastillas, casi cualquier tipo de pastilla.

Ahí va:

 

Bueno ¿Qué?, ¿Cómo os quedáis? Facil ¿eh?. Pues ya sabes, a practicar en casa.

Partir cualquier comprimido con bisel es muy muy fácil. No hace falta más que los dedos y un superficie plana. Cuando el comprimido es plano hay que hacer un desnivel, poner el comprimido de forma que el bisel coincida con el desnivel y apretar. Yo muchas veces uso el propio blister del medicamento y listo.

¿Para qué valen los cortadores entonces?

Los cortadores tienen sentido cuando tenemos que partir un medicamento sin bisel. Sin embargo mi experiencia con ellos es agridulce. Son un mal menor. Es fácil que alguna pastilla se desintegre, o que tengamos que desperdiciar una de las mitades. Dicho esto, lo cierto es que con un poco de maña y mientras el cortador está afilado se pueden cortar comprimidos con bastante precisión.

 

Conclusión:

Si eres de los que tiene que partir pastillas te recomiendo que preguntes en la farmacia si está disponible el mismo medicamento con la mitad de dosis. Así evitarás partir los comprimidos. Si no es así, pregunta si hay algún laboratorio que comercialice ese medicamento con bisel (incluso entre medicamentos de marca puedes encontrar diferencias de ese tipo). Si no existe ninguna de esas opciones te recomiendo un cortador como el que ya has visto en las fotos y un poco de paciencia.

Espero que te haya parecido útil y ¡nos vemos en la próxima entrada!

Ah! recuerda darle a me gusta y compartir!

 

, ,

3 de mayo. Día mundial del Asma.

Hoy es el día de Star Wars, no me olvido. Pero resulta que ayer fue el Día Internacional del Asma. Así con con eso de intentar apropiarme del rebufo ajeno me sumo a la inercia para hablarte sobre él. Sobre el asma. Sobre Star Wars ya hablé en mi anterior blog. Aquí te dejo el enlace. Vamos al tema: el asma es esa enfermedad que tenía tu compañero del colegio y que le hacía vivir con un inhalador en el bolsillo.

¿Qué es el asma?

Asma en un gráfico

El asma (asma bronquial es el nombre técnico) es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas. Esto quiere decir que es una enfermedad crónica, no puntual. No tienes asma diez días y luego se te pasa cual catarro común, la tienes de forma crónica, a medio plazo no desaparece. Es inflamatoria porque los síntomas aparecen por la inflamación de la mucosa que reviste las vías respiratorias. Esta inflamación se produce por una hipersensibilidad, o una hiperreactividad de esa mucosa ante diferentes factores. El ama produce obstrucción bronquial reversible y de intensidad variable. Es decir, cuando la mucosa de inflama se hincha y como consecuencia las vías respiratorias se estrechan y es más difícil que pase el aire. Se producen entonces episodios agudos (crisis) que pueden ser más o menos grabes y suelen ser reversibles.

¿Eres asmático? Entonces es importante que sepas cómo evitar las crisis. Y para eso hay que ver dos cosas:

  • Qué factores desencadenan las crisis. Cómo evitarlos.
  • Cómo usar los medicamentos de forma segura y eficaz.
  • Como reaccionar ante una crisis.

Implicaciones sociales del asma

Estoy cansado de adalides de la conspiración que no son capaces de ver el cuadro completo y se atreven a emitir juicios de valor de lo que no saben. No es que yo lo haga, eso de ver el cuadro completo es bastante utópico. Pero revisando información y estudios sobre el asma, su prevalencia y esas cosas, he encontrado una Guía española para el manejo del asma de 2003 (abajo del todo te dejo la cita y el enlace). En ella me llamó mucho la atención el apartado de farmacoeconomía. Venia a decir que el asma es responsable de cerca del 2% del gasto en salud del estado (esto es una burrada). Pero va más allá y dice que:

  • El 70% de gasto está ocasionado por el mal control de la enfermedad.
  • Los mayores responsables del gasto son los costes indirectos (bajas, pérdida de productividad) y directos (hospitalización, urgencias, muertes…)

Es decir, el 70% del gasto en asma es prevenible controlando la enfermedad. ¿Cómo controlamos la enfermedad? Pues evitando las crisis y utilizado correctamente la medicación.

Tratamiento del asma.

¿Eres asmático? Si la respuestas es SÍ, seguro que sabes muchas de estas cosas, pero siempre está bien repasarlas.

Hay dos claves para evitar las crisis, una es no estar en contacto con los factores que las desencadenan y otra es saber usar correctamente la medicación preventiva y, sobre todo, USARLA.

1. Evita los factores de riesgo ¿Qué factores desencadenan las crisis?

Hay tres tipos de factores. Los ambientales, los directos y los indirectos.

  • Factores ambientales: Son alérgenos presentes en el ambiente.
    • Pólen
    • Ácaros del polvo
    • Epitelio de perros y gatos
    • Hongos
    • Latex
    • Exposición al humo del tabaco
    • y otros menos habituales (cucarachas, pelo de caballo, de hámster…)
  • Factores directos:
    • Infecciones del tracto respiratorio casi siempre causadas por virus.
    • Irritantes volátiles, como el humo del tabaco (sí, aparece dos veces), barnices, sulfitos (presentes en algunas industrias químicas) y también la polución.
  • Factores indirectos:
    • Ejercicios físico.
    • Medicamentos: en especial salicilátos (AAS), AINES, o betabloqueantes.
    • Alimentos con sulfitos, como vinos, cavas, frutos secos, mariscos y productos precocinados.

Hay muchas de estas cosas que se puede evitar. Especialmente importante es el tema del humo del tabaco. El tabaco es, además de un alérgeno, un irritante. Muchos pacientes con asma no podían hacer vida normal antes de las leyes antitabaco. Sobre el tabaco hay muchas cosas interesantes, una de las más recientes es esta (aunque nada tiene que ver con el asma) “autismo y tabaquismo de la abuela.” Flipo.

2. Utiliza bien el tratamiento.

Como siempre, si quieres información más técnica puedes buscarla. Hay mucha por la red. Yo me (auto)limito a contarte las lineas generales, lo que creo que te puede ser más útil sin entrar muy a fondo. La posología, los medicamentos, las concentraciones,  todo dependerá de la grabedad del la enfermedad y de las circunstancias del enfermo.

Hay dos tipos de tratamiento:

  • El tratamiento farmacológico de mantenimiento. Casi siempre se trata de Corticoides inhalados a baja concentración. Los corticoides inhalados mantienen a ralla la inflamación latente en la mucosa, y con eso evitamos las aparición de crisis. Se usan de forma crónica, todos los días. No aportan alivio inmediato, sino que hacen que la mucosa deje  de responder a los factores que disparan las crisis, al menos en parte.
  • El tratamiento farmacológico de emergencia o de rescate. Casi siempre son broncodilatados que se usan como tratamiento de rescate. Creo que el nombre lo dice todo. Se usan cuando hay una crisis. Es es ese inhalador que vemos que el paciente siempre tiene en el bolsillo y lo utiliza cuando le hace falta. Cuando el inhalador de rescate no es suficiente el médico puede recomendar corticoides por vía oral.

3. El problema de la falta de adherencia

La clave del control de la enfermedad es el tratamiento habitual, los corticoides inhalados. Desgraciadamente muchos pacientes asocian el formato, el inhalador, con el tratamiento de rescate y abandonan el tratamiento habitual. Y ahí llega ese 70% del gasto asociado al asma, un gasto prevenible.

Los pacientes asmáticos deben ser constantes con el tratamiento de base de la enfermedad. Es la forma de mantenerla a raya, de evitar “exacerbaciones” y crisis grabes. En la práctica en la farmacia vemos demasiada gente abusar del tratamiento de rescate y abandonar los tratamientos de base. Es un error garrafal en todos los sentidos. En la seguridad del medicamento, en la efectividad del tratamiento, y en la parte económica.

Otro problema grabe relacionado es que muchos pacientes no saben usar correctamente su inhalador. Se ve que es un problema internacional, y para muestra el siguiente video:

Los pacientes no son “idiotas” pero nadie nace aprendido. Los guionistas de House se hay exagerado una realidad.

Hay muchos tipos de inhaladores. Nexthaler, easyhaler, novolizer, diskhaler, Turbuhaler, Accuhaler, Respimat, Cartuchos presurizados, Genuair, Twisthaler, Breezhaler, Hadihaler, Inhalator, Aerolizer… y seguro que me dejo alguno en el tintero. Todos son diferentes. ¿Por qué hay tantos? Buena pregunta. Porque están protegidos por patentes, y entonces unos laboratorios no pueden usar los dispositivos de los otros.

Cómo usar correctamente los inhaladores

Cada uno es diferente. El primer consejo es el siguiente: si tienes alguna duda de como usar tu inhalador acude a tu farmacia de confianza. Muchas farmacias hacemos una dispensación informada y nos aseguramos de que nuestros pacientes sepan usar sus inhaladores. Algunas hacemos campañas periódicas para que la gente venga con su inhalador y repasar como se usa.

De forma general podemos describir los siguientes pasos, que nos valen para todos los inhaladores.

  1. Prepara el dispositivo. Algunos solo hay que abrirlos, otros hay que cargarlos, otros agitarlos… eso ya depende de cada inhalador en concreto. Mira las instrucciones o pregunta.
  2. Respira tranquilamente. Toma aire de forma profunda y expúlsalo lentamente unas cuantas veces, como entrenando. Así además estarás más tranquilo.
  3. Mantente erguido. La posición es importante para que todo el polvo inhalado llegue correctamente a los bronquios, bronquiolos y pulmones.
  4. Expulsa el aire de los pulmones. No exageres, no hace falta quedar sin aliento, pero vaciar para volver a llenar es clave en el proceso.
  5. Pon el inhalador en la boca. Fíjate bien si es para arriba, para abajo, de un lado o del otro.
  6. Haz una inhalación profunda. No hace falta que sea rápida, de hecho, no debe ser rápida. Debe ser profunda y tranquila.
  7. Contén la respiración durante 5 segundos. Pero tranquilamente, lo que puedas. Si estás en crisis será más difícil.
  8. Después expulsa el aire tranquila y lentamente.
  9. Guarda el inhalador correctamente, límpialo si hace falta.
  10. Enjuágate la boca. Desgraciadamente algo del polvo del inhalador tiende a quedarse entre los dientes, aunque no lo notes está ahí y favorece la aparición de hongos. Elige un colutorio suave y de buena calidad, mejor sin alcohol.

Inhalador presurizado

Cómo reaccionar ante una crisis

Las crisis asmáticas asustan. Pocas cosas hay tan desagradables como no ser capaz de coger aire. Un buen consejo es tener un plan preparado en caso de crisis. ¿Eres asmático? Siéntate con un papel delante y escribe que tienes que hacer ante una crisis, haz un plan. No improvises. Entre las cosas básicas:

  • Mantén la calma. Recuerda que ya has pensando de antemano que tienes que hacer y lo primero de la lista era mantener la calma.
  • Usa tu inhalador de emergencia. Sí, ese que tienes en el bolsillo. Con tranquilidad sigue los pasos.
  • Si sabes que ha causado la crisis aléjate de ello. Pura lógica.
  • Mantente derecho, puedes sentarte, pero evita inclinarte o tumbarte. Los pulmones trabajan mejor en posición vertical.
  • Si la crisis no cede después de usar en inhalador de emergencia llama al 112. Raramente las crisis eventuales son problemáticas, pero tal vez necesiten cambiar tu medicación o poner oxígeno.Plan de acción

Mi hijo o familiar es asmático ¿Cómo puedo ayudarle?

Si tienes un familiar a cargo con asma es importante que entiendas su tratamiento y que estés entrenado en como usar sus inhaladores. Eso os dará tranquilidad a los dos. No tengas miedo de insistir o preguntar en tu farmacia. ¡Los farmacéuticos estamos deseando que nos hagas ese tipo de preguntas!

Mantén la casa limpia, y aleja al paciente de los factores que disparan sus crisis. Pero si es tu hijo ¡déjale vivir también! Se ha observado un problema de generación de defensas por un exceso de higiene y por el llamado “efecto burbuja“.

Conclusión.

Es asma es una enfermedad muy habitual. Tiene carácter crónico y es más habitual en niños que en adultos. Cursa con crisis asmáticas, para las que hay que estar preparado. Tiene un impacto económico muy grande que se podría evitar utilizando bien los medicación. Si tienes dudas de como usar tu inhalador pregunta en tu farmacia (o pregúntame a mi, que estaré encantado de ayudarte). Si eres asmático ten un plan de acción para crisis, que no te pillen desprevenido. Y si eres familiar de un paciente con asma infórmate de la medicación que toma y como usarla.

 

Como siempre quedo a vuestra disposición para cualquier duda, comentario, aclaración o queja. Si te parece útil, te gusta o crees que alguien debería leer esta información, por favor, dale a me gusta y comparte!

Gracias!

Adrian Acuña

El artículo del que te hablé:

Plaza V, Álvarez FJ, Casan P, Cobos N, López A, Llauger MA, et al, en calidad de Comité Ejecutivo de la GEMA 2003 y en representación del grupo de redactores. Guía española para el manejo del asma 2.3. Impacto socioeconómico. Disponible en: www.gemasma.com

, ,

Tratamiento del insomnio (Sobre el sueño III)

Quiero hablarte de los tratamientos para tratar el insomnio. Lo hago con mucho respeto porque no quiero fomentar el autoconsumo de nada. Los medicamentos deben tratarse con cuidado y la mejor opción siempre es buscar una farmacia en la que sepan guiarte hacia el tratamiento más adecuado o derivarte al médico. Pero como la información es poder te voy a contar unas cuantas cosas.

Primero recapitulemos.

Estamos de acuerdo en la importancia de dormir bien, de tener un sueño reparador, con las peculiaridades de cada uno, tal como hablamos en la primera publicación de este tema (que puedes ver aquí).

Hay, fundamentalmente, dos tipos de insomnio, el agudo y el crónico. Puedes ver esta entrada para saber más. Si tu caso es de insomnio crónico HABLA CON TU MÉDICO. Cuando hables con él no exageres, no sea que el médico quiera matar moscas a cañonazos (puedes ver de qué hablo aquí, donde pone “un ejemplo sencillo y recurrente”). Al médico hay que decirle siempre la verdad, para que pueda recomendarte el tratamiento más adecuado a tu caso,, En este caso esto es muy importante porque algunos tratamientos pueden tener complicaciones.

Si tu insomnio es agudo primero sigue las recomendaciones de esta entrada (enlace). -Hoy parece que me hago publicidad a mí mismo.- La información que te he ido dando no ha sido al azar. Pero eso te recomiendo recapitular bien para meterte en este post.Consejos sobre el insomnio

Tratamiento en función del tipo de insomnio.

Además de crónico y agudo ya te comenté que se puede clasificar el insomnio en dos grupos:

  • Insomnio de inicio o de conciliación. Ocurre cuando te cuesta quedarte dormido, pero normalmente, una vez que enganchas duermes bien hasta la mañana. Por la mañana puedes notar la falta de sueño porque has dormido pocas horas.
  • Insomnio de mantenimiento. Quien lo sufre tiene despertares nocturnos más o menos largos. Algunos pacientes se despiertan del todo, y por la mañana son perfectamente conscientes de lo que ha ocurrido. Otros simplemente notan que el sueño no les rinde. Han dormido pero no han descansado y descubren que tienen microdespertares cuando comparten la cama.

Las personas clasificamos los sucesos para poder estudiarlos, pero, difícilmente, estas clasificaciones son perfectos cajones estancos. Los dos tipos de insomnio pueden aparecer juntos, con predominancia de uno u otro. La clasificación es interesante y nos permite guiar el tratamiento, pero muchos de los productos que se pueden usar pueden ayudar en los dos casos.

Tratamiento del insomnio de inicio.

La melatonina está de moda. Ya te hablé de ella en alguna entrada anterior. Es una hormona que regula el inicio del sueño. Actúa como un inductor del sueño. Nuestro organismo segrega esta hormona en ausencia de luz de forma natural y favorece que durmamos por la noche.

Para usarla de forma correcta ten en cuenta:

  1. Utiliza la melatonina solamente si tu problema es conciliar el sueño.
  2. Tómala entre media hora y cuarenta y cinco minutos antes de dormir e intenta estar en oscuridad durante ese tiempo.
  3. La dosis habitual recomendada es de 2mg (en españa la cantidad máxima por comprimido es de 1,99mg) en algunos pacientes puede recomendarse hasta 5 mg/día.
  4. El tratamiento no debe ser muy largo a no ser que sea por recomendación de un profesional sanitario.

Otros medicamentos usados como inductores del sueño son algunos antihistamínicos. Es una historia que se repite en el mundo de la farmacia. Los primeros antihistamínicos (medicamentos que se usaron para contrarrestar alergias y problemas de acidez) tenían un gran defecto: causaban sedación. Hoy en día estos medicamentos no se usan como antihistamínicos porque hay cosas más eficaces sin esos afectos colaterales y ahora están disponibles como inductores del sueño, o medicamentos para el mareo. El más clásico es la doxilamina (la Dormidina).

Para usarla adecuadamente ten en cuenta:

  1. Sus efectos duran hasta 8 horas, así que aunque es un buen inductor también ayuda a tener un sueño reparador.
  2. Empieza a hacer efecto a los 30 minutos aproximadamente.
  3. Está pensada como tratamiento puntual. No para tomar durante largas temporadas.
  4. Aunque es un medicamentos que no necesita prescripción médica TIENE CONTRAINDICACIONES por eso siempre insisto en que, cuando vayas a la farmacia, te informes bien con el farmacéutico de si puedes o no puedes tomar el medicamento.

La melatonina también se puede usar para otras cosas.

Tratamiento del insomnio de mantenimiento.

Para el tratamiento de este tipo de insomnio a mi me gusta recomendar fitoterapia, es decir, plantas medicinales.

Las plantas medicinales son un recurso interesante, eficaz y muy seguro que viene usándose desde hace muchos muchos años con resultados estupendos. Las plantas pueden tener efectos secundarios e incompatibilidades. Mucha gente piensa que eso de “natural” quiere decir “sin riesgos” y no es verdad. Quédate con esta idea: Hay muchos venenos de origen vegetal, y algunos de ellos letales.

Lo bueno de las plantas en el insomnio es que no cambian la “arquitectura de sueño”, entonces logran mejorar la calidad de sueño y que este sea más reparador.

Estas son algunas de las plantas más habituales en el tratamiento del insomnio de mantenimiento.Espino blanco. Rosa blanca.

  • Espino Blanco. De la familia de las rosas. Tiene efectos hipnóticos, es decir, induce somnolencia y sueño. Además es cardiotónico, antiarrítmico y vasodilatador. Estos efectos hacen que el descanso sea mejor.
  • El lúpulo. Sirve para más cosas que para hacer cerveza. El lúpulo se ha estudiado bastante, además de inducir el sueño se ha visto que reduce la actividad motora, es decir, tiene un efecto relajante muscular moderado.
  • Melisa. Un clásico. Tiene un efecto sedante suave.
  • Naranjo amargo: Con esta planta se hace “agua de azahar” que se usa como relajante y se ha usado también para los cólicos incluso en embarazadas! (no lo estoy recomendando, eh?, pero se ha usado para eso)
  • Pasiflora. La flor de la pasión. Aunque por si sola presenta efectos sedantes suaves se ha comprobado que potencia el efecto de otras plantas. Es raro ver presentaciones comerciales de flor de la pasión, pero es habitual que aparezca en asociaciones.Passiflora, Flor de la pasión.
  • Tila. Aunque es muy usada su efecto no está para nada demostrado.
  • Valeriana. Es el más estudiado de todos. Se sabe que la valeriana tiene varios compuesto activos. Actúa como antiespasmódico y sedante. Estimula la transmisión GABAérgica. La transmisión GABAérgica es una parte del sistema nervioso central que cuando se activa reduce el nivel de excitabilidad del sistema. Es una rama inhibidora, cuanto más se activa, mas se reduce la actividad.

Sobre la fitoterapia

La fitoterapia es eficaz. Basca con pensar en lo tenemos vegetales para darse cuenta de ellos (como el curare, por ejemplo). Sin embargo la legislación sobre su comercialización es más laxa que la de los medicamentos. La calidad de los medicamentos en España y Europa es indiscutible, pero no ocurre lo mismo con la fitoterapia. Te doy unas cuantas recomendaciones personales sobre el uso de plantas:

  • Busca un laboratorio farmacéutico. Los laboratorios con calidad farmacéutica trabajan según las farmacopeas oficiales y no se juegan su prestigio por nada del mundo.
  • Huye de las plantas a granel en cestas, tanto en puesto en las calles como dentro de herbolarios. Lo que sea debe tener fecha de caducidad, número de lote…
  • No te creas lo que ponen los puestos ambulantes de las ferias. Es todo mentira. Si fuera verdad habría desaparecido el cáncer, la alopecia, la impotencia e incluso la muerte.
  • Busca productos TITULADOS. No es lo mis
    mo que la caja diga 100mg de extracto seco de valeriana, que diga aceite valerénico 0,07mg/cap. La concentración de principios activos de las plantas es diferente en cada una (igual que es diferente la composición de pigmentos y por eso unas hojas son más verdes que otras, incluso dentro del mismo espécimen). Los laboratorios serios TITULAN, es decir, estudian lote a lote la concentración en principio activo de su materia prima y así garantizan que todas las cápsulas o comprimidos tienen la misma concentración de principio activo.
  • Busca la recomendación de un profesional. Soy pesado con esto, pero el uso de plantas medicinales o cualquier tipo sustancia activa que se introduce en el organismo (incluidos los tratamientos tópicos) debe ser de una canlidad suficiente. Cuidado con macro-mega-super gangas. Mi recomendación es que acudas a profesionales para que te recomendemos que usar y sepamos responderte si te surge algún problema. Que para eso estamos. Para ayudarte.

Huerto urbano

Sobre los tratamientos que necesitan receta médica.

Hay tratamientos más fuertes, más potentes, para ayudar a conciliar el sueño. Todos ellos necesitan receta médica y no me voy a poner a describirlos todos ahora. Pero, igual que en los apartados anteriores, si que voy a darte unas recomendaciones.

  • Plantéatelos siempre como un tratamiento temporal.
  • Muchos trastocan la estructura del sueño. Casi todos. Logran que duermas, pero la calidad de sueño no es igual al sueño natural.
  • Causan dependencia y algunos tolerancia. Es decir, el organismo se acostumbra a ellos y algunos van perdiendo eficacia con el uso.
  • A veces son imprescindibles. El sueño es vital para vivir, a veces estos fármacos son imprescindibles, tampoco hay que tenerles miedo. Si el médico te los recomienda, hazle caso, pero intenta que el tratamiento sea lo más corto posible.
  • No incrementes la dosis por tu cuenta. Es habitual ver paciente que han abusado de estos medicamentos y no son capaces de volver a una pauta normal. NO ABUSES DE ELLOS. Llegado un punto su efectividad no aumenta, pero sus problemas de tolerancia y dependencia sí.
  • Si los estás tomando y quieres dejarlos pide ayuda. Algunas farmacias ofrecemos servicios de deshabituación a estos productos, siempre con la colaboración del médico, para ayudarte a dejarlos. En cualquier caso hay que hacerlo de forma progresiva, en el momento adecuado. Se puede usar la fitoterapia para facilitar el proceso, no tema preguntar en tu farmacia de confianza.

Conclusión

El sueño es imprescindible para la vida, cada persona necesita dormir un número diferente de horas para tener un sueño reparador, pero lo más habitual es entre 7 y 8. Hay diferentes tipos de insomnio. Saber diferenciarlo nos ayudará a orientar el tratamiento, ya sean medidas higiénicas (pautas, horarios, etc) como medidas farmacológicas. Dentro de las medidas farmacológicas la fitoterapia es una buena opción, pero ten en cuenta siempre el consejo experto de un profesional de la salud. Con las plantas la legislación es menos estricta que con los medicamentos así que no te creas todo lo que veas, especialmente en puestos ambulantes. Las plantas pueden tener contraindicaciones y e interacciones con medicamentos, natural no significa seguro. Si usas medicamentos de prescripción médica debes tener claros algunos consejos básicos para utilizarlos de la forma más segura y más eficaz.

Espero y deseo que este tema te haya resultado útil. La filosofía de este blog es darte pautas e información para que puedas cuidarte. Me parece que hay demasiada mala información en el mundo virtual y mi intención es aportar algo de luz y fomentar el uso correcto de los medicamentos. Si tienes cualquier duda puedes preguntarme. Para eso están lo comentarios y el email. Si me lees dirigido desde Facebook puedes mandarme un mensaje privado. Prometo contestarte.

Si te ha parecido interesante o crees que puede serle útil a alguien, por favor, dale a me gusta y compártelo. Así también me echas una mano.

 

¡Un saludo!

Adrián Acuña

, ,

Vacunas (II) Calendario de vacunación y Bexsero.

Hacemos una segunda entrada sobre vacunas. Veo que es un tema que interesa. Espero despejar algunas dudas o animaros a buscar más información. En esta entrada hablamos sobre el Calendario de vacunación y sobre la vacuna Bexsero.

¡Vamos allá!

Leer más

,

(Vacunas I) Las vacunas y la esperanza de vida.

Hace muchos años que se superó la idea de SALUD=AUSENCIA DE ENFERMEDAD, pero la ausencia de enfermedad sigue siendo clave para la salud. El desarrollo y uso de vacunas es un hito en la historia de la humanidad. Te parece una exageración? Espera a ver el impacto de las vacunas en la esperanza de vida que te enseño más abajo.

Leer más