cepillos eléctricos HEAC
,

Cepillos eléctricos. ¿Por qué despiertan tanto interés?

Los cepillos eléctricos llevan tiempo disponibles, sin embargo parece que ahora hay un repunte en el interés que despiertan. No he visto ninguna estadística que avale esta sensación, así que tengo que asumir que es posible que lo que digo no sea cierto. Pero tres cosas son verdad, la primera es que nuevos actores aparecen en este mercado, por ejemplo DENTAID, el laboratorio detrás de la marca VITIS, o del PERIOAID se está abriendo camino con nuevos cepillos sónicos; las marcas clásicas como ORAL B siguen innovado, modernizando y promocionando sus cepillos y la tercera es que, al menos nosotros, estamos recibiendo más consultas y haciendo más ventas que nunca. En este momento las madres compran cepillos eléctricos para sus hijos, los hijos para sus padres y los abueletes preguntan por los irrigadores. La tecnología ha llegado al mundo de la salud bucal y parece que viene a quedarse.

En la entrada de hoy voy a hablaros sobre los cepillos eléctricos, por qué despiertan interés, que beneficios aportan y qué tipos hay.

cepillos eléctricos HEAC

Beneficios de usar cepillos eléctricos

Todo lo tecnológico despierta interés pero la verdad es que los cepillos eléctricos nos ofrecen algunas ventajas interesantes.

Retiran el doble de placa bacteriana que un cepillo normal.

El objetivo de lavarse los dientes es retirar el biofilm, eso que desde siempre se llamó la “placa dental”. Que la boca quede más o menos fresca no es el objetivo, es un añadido (importante, claro) pero básicamente estético. Retirar el biofilm es fácil. Un cepillo suave, incluso uno ultrasuave o de cirugía la retiran perfectamente. Solo hay que pasar con el cepillo y la pasta por encima para arrastrarlo. La gran baza de los cepillos eléctricos es que son capaces de limpiar incluso donde el cepillo no llega. ¿Cómo? El movimiento que logran, ya sea por rotación, por pulsación o vibrando, logra que allí donde esté la pasta, esta vibre y logre eliminar biofilm. Los estudios dicen que los cepillos eléctricos retiran el doble de biofilm que los tradicionales, aun teniendo una buena técnica con los tradicionales.

Es más fácil hacer una limpieza correcta. Es más fácil tener una boca saludable.

Te reto a que compres un PLAC CONTROL y compruebes qué tal es tu técnica de limpieza. El plan control es un producto que tinta el biofilm y deja de manifiesto si te estás dejando algún diente sin limpiar. También existe la opción de los colutorios pre-cepillado (el laboratorio Lacer tiene uno) que son útiles para aprender.

Con los cepillos eléctricos gran parte del trabajo lo hace el propio cepillo. Solo hay que pasarlo y él se encarga del resto. Así que es una opción genial para niños y adolescentes con una mala técnica y para personas con problemas de motricidad fina.

Ayudas dinámicas para el cepillado

Con la misma idea de simplificar la tarea, la mayoría de los cepillos actuales traen un temporizador. Suelen venir programados para avisarte cada 30 segundos y así ayudarte a dedicar esos 30 segundos a cada cuadrante: Inferior izquierda y derecha y superior izquierda y derecha. En algunos modelos superiores puedes programar el temporizador.

Otra ayuda cada vez más habitual son los medidores de presión. Si ejerces una presión excesiva te avisa con un sonido o una luz.

Mejoran el blanqueamiento.

Todos queremos tener unos dientes blancos y sanos. Una limpieza más profunda ayuda al blanqueamiento dental.

Estimulan las encías.

Los problemas de encías son muy habituales. (Un dato: DURANTE LA HIGIENE DENTAL NO TIENE QUE HABER SANGRADO DE NINGÚN TIPO. Te cuanto más al final de la entrada). El movimiento de los filamentos de los cepillos eléctricos estimulan las encías y ayudan a evitar la enfermedad periodontal. Además logran limpiar por debajo del surco gingival. No tengas miedo de usar cepillos eléctricos si tienes problemas de encías, ¡todo lo contrario! Es mucho más fácil hacerse daño con un cepillo tradicional (especialmente si se usan cepillos duros o no se cambian cuando están gastados) que con uno eléctrico.

UN POCO MÁS SOBRE LOS CEPILLOS ELÉCTRICOS

Hay diferentes tipos de cepillos eléctricos:

Cepillos eléctricos rotatorios-pulsátiles.

Estos son los más habituales, con el cabezal redondo. Giran a mucha velocidad (entre 7.000 y 8.800 veces por minuto). Bastante más de lo que se puede hacer con un cepillo manual. Creo que el más conocido es el ORAL B Vitality.

Los de gama media alta y los “pro” combinan la rotación con la emisión de pulsos con una frecuencia de entre 20.000 y 40.000 por minuto. Estos pulsos provocan un movimiento de las partículas abrasivas pasta de dientes logrando que vibren y limpien por abrasión allí donde el cepillo no llega e incluso ayudan a desestructurar el sarro acumulado. Un ejemplo sería el ORAL B PRO 2

Cepillos sónicos

Los cepillos sónicos tiene un cabezal normal y requieren una técnica de cepillado normal. Su principal característica es que emiten unos sonidos de alta frecuencia capaces de hacer vibrar los componentes abrasivos de las pastas de dientes. El sistema es similar al de las pulsaciones de los rotatorios pero las vibraciones con a mayores frecuencias, unas  60.000 por minuto. Logran una higiene profunda y también ayudan a eliminar el sarro.  Un ejemplo seria el VITIS S20.

¿Cuál es mejor?

Pues depende (respuesta de buen gallego). En mi farmacia intentamos trabajar siempre productos de calidad y no siempre es fácil decir que uno sea mejor que otro. Lo importante no es cuál es mejor, más bien cuál se adapta a tus necesidades. Por eso, si quieres elegir, lo mejor es acudir a una farmacia y dejarte aconsejar por alguien que sepa de qué habla. Dicho esto trataré de orientarte un poco,

Los cepillos rotatorios de gama media están bien si tienes una boca sana. Lograrás una higiene más profunda dedicando poco tiempo. Son ideales para niños y adolescentes que no tienen una buena técnica de limpieza y también para personas mayores con poca movilidad. Además ayudan a que los niños disfruten más del cepillado porque resulta divertido.

Los cepillos sónicos son ideales para aquellas personas que tienen una buena técnica pero que buscan un plus de higiene, ya sea por un problema de encías sangrantes, acumulación de sarro o zonas interdentales de difícil acceso.

Los cepillos rotatorios de gama alta son la mejor opción (también la más cara) y resultan especialmente interesantes para personas con patología como aparición de caries en zonas de difícil acceso con el cepillo, pacientes con enfermedad periodontal, o personas que, por lo que sea, tienen a tener muchas caries o muchos problemas dentales.

 

CONCLUSIÓN

La tecnología llega a la higiene dental para quedarse. Otro día os hablaré de los irrigadores que también son interesantes. Si quieres mejorar tu higiene dental recuerda:

  • Usa una pasta adecuada a tus circunstancias (de uso diario, para las encías, para la boca seca, para la sensibilidad… déjate aconsejar).
  • Usa una pasta, en cualquier caso, poco abrasiva y poco espumante.
  • Usa cepillos medios o suaves, nada justifica el usar un cepillo duro. Y cámbialo cada dos meses por lo menos. Los filamentos pulidos pueden hacerte mucho daño y provocar problemas de encías e incluso de sensibilidad dental.
  • Combina la pasta con un colutorio. Te recomiendo que lo elijas sin alcohol.
  • Usa un cepillo eléctrico para mejorar la higiene.

Cuidar la higiene dental es básico para tener una buena salud. Incluso mucho más allá de las propia salud bucal. Muchos problemas sistémicos tienen su origen en la boca.

¡Hoy es un buen día para empezar a cuidarte mejorando tu higiene bucal!

Muchas gracias

 

Adrián Acuña

Farmacéutico comunitario

(Como alguien me dijo el otro día: Farmacéutico, Poeta y Loco).