, ,

Botiquín viajero I. Nueva miniserie de minientradas.

Botiquín viajero I. Introducción.

Con los rigores veraniegos llegan las ganas de viajar (¡y las de recibir viajeros!). Pero eso no es excusa para dejar de cuidarte. ¡Todo lo contrario! ¡Que nada arruine tus vacaciones! Hoy empezamos una miniserie de minientradas sobre el botiquín viajero.

Como siempre las miniseries de minientradas son un grupo de publicaciones cortas sobre un tema en concreto. Espero que os resulte útil para estos días de relax que tenemos por delante.

Antes de seguir os dejo el índice de la miniserie ¡para que nadie se pierda nada!

  • Botiquín viajero. ¿Te vas de viaje y no sabes qué llevar? Aquí unos cuantos consejos para irte más tranquilo.
  • Botiquín de camping. Pocas cosas  noshacen desconectar más que irnos de camping. ¿Que tengo que llevar?
  • Botiquín playero. La playa es el recurso vacacional en nuestro país por excelencia. Te recomiendo un minibotiquín que nunca debe faltar en tu mochila de playa.
  • Botiquín de invierno. Prepara tu botiquín de casa para que los problemas invernales no te pille desprevenido.

Hoy sencillamente empezamos con la introducción.

  • ¿Qué es un botiquín viajero?

    • Es una bolsa o una pequeña mochila en la llevamos los medicamentos y utensilios necesarios para brindar primeros auxilios en caso de una emergencia. Conviene incluir los medicamentos de uso habitual, la documentación de salud pertinente y también elementos de prevención en función del tipo de viaje como repelentes, protectores solares, etc. A mi me gusta incluir también un pequeño set de herramientas. Si, ya se que no es exactamente algo propio de un botiquín pero una pequeña herramienta multiusos con tenaza, pinza, destornillador… puede ser muy útil.
  • ¿Por qué hace falta un botiquín viajero?

    • Por tranquilidad. ¿Qué hay mejor que viajar tranquilo? Tener un botiquín adecuado hará que solo te preocupes de disfrutar de tu viaje. Un botiquín viajero bien pensado ocupará muy poco espacio, costará muy poco dinero y te sacará de mil apuros.
  • ¿Para qué sirve un botiquín viajero?

    • Para llevar los medicamentos y accesorios necesarios para afrontar una pequeña emergencia.
    • Para llevar la documentación de salud y los medicamentos de uso habitual.
    • Para tener los elementos de prevención siempre a mano.
  • El botiquín de viaje tendrá unos componentes u otros en función de:

    • Lugar de destino. No es lo mismo viajar por España que por el extranjero, ni es lo mismo ir a la montaña o la playa que a la ciudad.
    • Fecha y clima. Las necesidades son diferentes si vas a Nueva York en diciembre o a Galicia en julio.
    • Tiempo de estancia.
    • Edades y circunstancias de los viajeros. Personas con tratamientos crónicos, niños, ancianos, embarazadas…

Por eso voy a hacer varias entradas. ¡Poner toda la información en una sería una locura!

  • Ten en cuenta:

    • Lleva los medicamentos que necesites en su envase original y con sus prospectos. Eso permitirá a cualquiera identificarlos y leer la información básica si es necesario.
    • Lleva cantidad suficiente.
    • Si usas medicación habitual te recomiendo que:
      • Lleves un SPD. Una forma sencilla de llevar tu medicación preparada y ordenada por tomas. Es un servicio que se ofrece en muchísimas farmacias y es muy económico. Además los SPD siempre van acompañados de información que puede ser muy útil en caso de urgencia.
      • En cualquier caso lleva un informe médico y una hoja de medicación habitual. Por lo que pudiera pasar. Eso simplifica muchísimo el trabajo de los servicios de salud en caso de tener que ir al médico.
    • Lleva el botiquín más pequeño que puedas, para no complicarte. El objetivo del botiquín es cubrir las primeras actuaciones en caso de un problema, no se trata de llevar una farmacia entera.
    • Revisa caducidades y el estado de los medicamentos antes de salir. Muchas cremas, por ejemplo, caducan a los 6 o 12 meses de abiertas.
    • Pon toda la medicación junta, con la documentación y cualquier producto de cuidado. Mantenlo a mano pero inaccesible para los niños.

El botiquín viajero básico debe contener:

  • Tratamiento rápido de heridas y quemaduras.
    • Tijeras con punta bien afiladas.
    • Gasas, suero y guantes estériles para limpiar la herida.
    • Apósitos y vendas. Yo te aconsejo las vendas cohesivas. Puede usarse incluso en animales porque solo se pegan sobre ellas mismas, son elásticas y no necesitas esparadrapos.
    • Antiséptico desinfectante. Yo te recomiendo una clorhexidina. No mancha, no huele y es un gran desinfectante. Además ayuda a la coagulación.
    • Una crema para heridas y otra para quemaduras. No me gusta aconsejar medicamentos en el blog, sin embargo creo que estos dos elementos son imprescindibles. Los medicamentos no pueden usarse en todas las personas y hay que saber algunas cosas, pero como hoy quiero mojarme te recomiendo dos:
      • Tisuderma crema. Un medicamento que combina una crema antiinflamatoria y antibiótica de indicación farmacéutica. Genial para heridas, rozaduras, etc…
      • RYM quemaduras. Evita la infección por quemaduras, disminuye el dolor y acelera la cicatrización.
  • Inmovilización parcial.
    • Te recomiendo llevar una buena venda (cohesiva como he dicho antes) que te sirva tanto para mantener una herida presionada como para hacer una inmovilización parcial en caso de una torcedura o golpe. Recuerda que la función de los vendajes es limitar el movimiento pero no hay que apretarlos mucho.
  • Termómetro.
    • Siempre es buena idea poder ver la temperatura corporal.

 

Creo que con esto tendríamos suficiente como botiquín viajero básico. En las próximas entradas os comentaré algunas necesidades específicas en función de las circunstancias del viaje.

Viajar es uno de los mayores placeres de la vida. Hazlo con responsabilidad, prepara bien el viaje, lleva un buen botiquín viajero y disfruta todo lo que puedas.

Puedes darle a me gusta y compartir en tus redes sociales para echarme una mano. Espero que te haya resultado interesante. Un saludo.

Adrián Acuña