La escarlatina asoma la patita.

Esta semana me llamaron de un cole. -“Tenemos un caso de escarlatina y hay una profe embarazada. ¿Pero esa enfermedad no se había erradicado?” – Calma, calma. Hoy rompemos la rutina para hablar de la escarlatina.

LA ESCARLATINA.

Creo que lo que más asusta de la escarlatina es su rimbombante nombre. Parece sacado de una novela romántica del siglo XIX. Un nombre evocador para una enfermedad que parece que nos traslada a épocas más oscuras y donde las enfermedades infecciosas se llevaban por delante a naciones enteras. No perdamos los nombres hermosos y evocadores. El exceso de tecnificación es aburrido. A veces, incluso los físicos teóricos están inspirados y nos asombran con nombres poéticos como la idea del “horizonte de sucesos“.

Vamos al tema, que hoy he amanecido inspirando y tal vez mi mente nos lleve por derroteros equivocados. Os dejo unos cuantos datos sobre la escarlatina, de forma un tanto esquemática para evitar mi propio empuje creativo.

La escarlatina es:

  • Una enfermedad causada por bacterias. Las bacterias se clasifican y se nombran de muchas maneras y en función de muchas características. Las que causan escarlatina son Estreptococos betahemolíticos del grupo A. Es una forma de decir que son bacterias redonditas que crecen en forma de cadenas. Son capaces de romper glóbulos rojos (por eso hemolíticos) y son del grupo A. Las del grupo B causa neumonías y meningitis.
  • Es transmisible. Se contagia a través de gotitas de saliva cargadas de las bacterias que viajan hasta el nuevo huésped. Las gotitas pueden ir por el aire de una persona a otra, por contacto directo o por objetivos.
  • Se considera una enfermedad benigna. Es decir, en nuestra sociedad de acceso masivo a los medicamentos no causa problemas graves.

¿Pero no se había erradicado? Tiene un nombre que nos parece antiguo y parece que debería estar erradicada, pero no es así. No existe una vacuna contra ella. Nunca nos ha abandonado del todo. Todos los años veo algún caso en la farmacia. La gente se sorprende mucho, pero cuando el invierno abdica sobre la primavera surge algún caso de escarlatina en algún niño del pueblo. Los avances en prevención en general (lavarse las manos, no compartir vasos ni cubiertos, tener una higiene correcta…) hacen que no haya muchos casos.

Otra curiosidad es que si has padecido escarlatina es posible que vuelvas a padecerla. No se adquiere una inmunidad específica contra ella porque la causan varios tipos de bacterias.

Síntomas

¿Y como sé yo si tengo o si ni hijo tiene escarlatina? La escarlatina necesita un diagnóstico por parte de un médico. Sin embargo existen indicios que nos pueden ayudar a sospechar que estamos ante un caso de fiebre escarlata:

  • Dolor de garganta e inflamación de las amígdalas.
  • Los ganglios submaxilares se inflaman.
  • Aparece fiebre alta y de forma brusca y que dura unos 5 días.
  • Entre 12 y 48 horas después de que sube la fiebre, aparece un sarpullido de color escarlata por todo el cuerpo. Y además los pliegos en las axilas, debajo de los pechos o en la ingle adoptan también ese color.
  • En algunas ocasiones la lengua adopta forma de fresa. Es decir, se pone roja y con bultitos blancos.

¿Qué hago?

La escarlatina suele aparecen en niños de 4 a 8 años. Si tienes sospechas de que tu hijo la está padeciendo, vete al centro de salud y habla con un médico. El diagnóstico es rápido. Se hace con una prueba en saliva. En caso de padecerla el médico te contará que tienes que hacer, pero básicamente será:

  • Tomar un tratamiento a base de antibióticos específicos, algo para la fiebre y posiblemente algo para el picor de piel. Es fundamental que termines el tratamiento completo con los antibióticos.
  • Beber mucho líquido. Que pesados con lo de beber… Siempre que hay fiebre hay que beber.
  • Reposo. El niño deberá descansar todo lo posible. El desarrollo completo de la enfermedad dura entre 5 y 7 días.
  • El niño de debe ir al colegio hasta, al menos, 24 horas después de que haya remitido la fiebre.
  • Avisa al colegio y a los padres de los niños que han estado en contacto.
  • Si aparecen vómitos (es es habitual), usa un suero oral para mantener a tu hijo hidratado.
  • Usa probióticos. Un día os hablo con calma de ellos. Los probióticos van impedir que el antibiótico destruya la flora bacteriana beneficiosa del organismo de tu hijo. Evitas diarreas, bajadas de las defensas, y problemas de cándidas vaginales en niñas. Para es uso de antibióticos te recomiendo un probiótico que contenga Lactobacilus Rhamnosus, es la cepa sobre la que hay más estudios. La puedes encontrar en muchísimas presentaciones. Te digo una como ejemplo: el Kaleidon 30.

¿Qué pasa con la profe embarazada?

Nadie quiere estar enfermo. Y menos una profe embarazada. Pero no hay que alarmarse. El contagio no es tan fácil. Entiendo que cualquier mujer embarazada que trabaja con niños debe tener ciertas precauciones como evitar la saliva, lavarse las manos, etc. Con estas medidas lógicas y sencillas será suficiente para evitar el contagio. No hace falta hacer nada especial. En el caso de que se produzca el contagio, la medicación es perfectamente compatible con el embarazo. Por supuesto es mejor evitara, pero alarmas las justas.

¿Y eso de las secuelas?

¿Qué pasa si la escarlatina no se trata? Pues que pueden aparecer secuelas a largo plazo. Secuelas serias que evitaremos con el tratamiento. Secuelas como:

  • Enfermedades reumáticas que pueden afectar al corazón, a las articulaciones, a la piel o incluso al cerebro.
  • Problemas en los riñones.
  • Infecciones de oido.
  • Inflamación de las articulaciones
  • Neumonía.

Conclusión y consejos básicos

¿Hay que tener miedo? No. La escarlatina es una enfermedad benigna que con el diagnóstico y tratamiento adecuado no presenta graves problemas.

¿Qué hago si sospecho que mi hijo la padece? Ir al médico. La la escarlatina tiene un diagnóstico fácil con una prueba en saliva. Una vez detectada se trata con antibióticos específicos.

¿Cómo evito contagios? La primera medida básica es que el paciente con escarlatina necesita descansar y hay que limitar el contacto con otras personas. Y luego las medidas básicas, lavarse las menos a menudo, evitar compartir vasos, tenedores, pajitas, etc…

 

Si tenéis cualquier pregunta sobre la escarlatina o sobre cualquier cuestión relacionada con la salud podéis preguntarme e intentaré ayudaros. Espero que este artículo os haya resultado interesante. Recordad que podéis echarme una mano dándole a me gusta y compartiendo en vuestras redes sociales.

¡Hasta la próxima!

, ,

5 claves para: controlar el azúcar

“El médico me ha dicho que controle el azúcar, pero no tengo ni idea de cómo hacerlo.”- Esta es una pregunta muy habitual en las farmacias. El azúcar preocupa y ocupa la mente de los pacientes. De los diabéticos y de los prediabéticos y… por qué no decirlo, de todos los demás también. Últimamente se escucha en todos lados lo malo que es el exceso de azúcar para el organismo. Pues hoy te doy 5 claves para mantener el azúcar a ralla.

5 claves para controlar el azúcar.

1. Haz 5 comidas al día. 

El cuerpo vive estrés hormonal cuando los límites de azúcar bajan y suben de golpe. Hay que evitar los “picos”hormonales. Reparte la comida en 5 veces. Haz un buen desayuno (muy importante), una merienda a media mañana, comida, merienda a media tarde y cena.

2. Evita o reduce los azúcares “simples”.

Que no te engañen. El azúcar es imprescindible para la vida. Lo que pasa es que en muchos alimentos hay azucares y, al menos en españa, es muy fácil llegar a las necesidades mínimas de azúcar si tomar ningún tipo de azúcar añadido, y aun digo más, sin necesidad de tomar alimentos que tengan muchos azúcares simples. Hay dos tipos de azúcares:

  • Los azúcares simples provocan un aumento de glucemia rápido, y ya estamos de nuevo con el estrés del que os hablaba antes. Puedes encontrar azúcares simples en azúcar de mesa (refinado o moreno), miel, zumos de fruta, bebidas azucaradas (refrescos), dulces, caramelos, helados, bollería, chocolate, frutas en almíbar…
  • Los azúcares complejos tardan más tiempo en subir la glucemia. Básicamente son cadenas de azúcares simples que tienen que romperse antes de subir la glucemia. Por ejemplo: harinas integrales, legumbres, tubérculos (como patatas o zanahorias), verduras, frutos secos, verduras y vegetales, lácteos…

-“Vale… pero eso no es dulce… ¿con qué endulzo?” –Pues con otros edulcorantes como sacarina, aspartamo, sucralosa o estevia os dejo un enlace a un artículo de El Comidista sobre lo saludables o no saludables que son. También puedes investigar un poco. Por ejemplo, hay mucha gente usando harina de plátano para reducir las harinas y los azúcares… Aquí te dejo un enlace interesante sobre como sustituir algunos productos que nos parecen imprescindibles en repostería ¡y no lo son!

“¿y qué pasa con las frutas?- Las frutas son ricas en fructosa, un azúcar, con menos poder de subir la glucemia que el azúcar de mesa habitual. Las frutas son alimentos muy saludables porque tienen agua, fibra, antioxidantes y muchas vitaminas. La fructosa es más saludable que el azúcar habitual (que es sacarosa). A no ser que seas un paciente con diabetes descontrolada, no es recomendable reducir el número de piezas de fruta. Más bien lo contrario. Cómo fruta sin miedo (tampoco te pases).

3. Come mucha fibra.

¡Qué pesados somos los sanitarios con la fibra! Por algo será. En el caso de la gestión del azúcar, la fibra es muy útil porque hace más lenta la digestión y logra que incluso los azúcares simples se absorben más lentamente. Además de ser muy beneficiosos para otras cosas.

Alimentos ricos en fibra son verduras y hortalizas, legumbres, frutas y cereales integrales.

4. Bebe agua.

Beber agua suficiente es clave para la vida. Ya no solo para el control de la glucemia (que también) sino para el correcto funcionamiento de todos los órganos y funciones del organismo.

Me asombra que mucha gente afirma “no beber agua” o escucho cosas como “a mi el agua no me sienta bien”. El agua es fantástica para casi todo y mala para casi nada. Bebe 2 litros de agua al día y todo tu cuerpo te lo agradecerá, el control del azúcar también.

5. Mira las etiquetas de lo que compras.

Las normas que rigen la información que se da al consumidor son cada vez más estrictas. En España (en Europa en realidad) tenemos una de las normas de información de más alta calidad de cara a la protección del consumidor. Nada que ver con las legislaciones de Estados Unidos, LatinoAmérica o los países asiáticos. En todos los alimentos (con excepción de los alimentos a granel) es obligatorio que vengan los ingredientes bien expuestos. Van escritos siempre de mayor a mejor concentración. Y siempre figura una tabla con “energía”, “proteínas”, “grasas” e “hidratos de carbono”. Aprende a elegir en función de la información que nos dan los propios envases de los productos.

 

 

Espero que con estos breves consejos puedas mantener a ralla tu azúcar y cuidarte un poquito más cada día. Ya ves que son cosas sencillas que todos podemos hacer. Recuerda que puedes verte la glucemia y la Hemoglobina Glicosilada en muchas farmacias. Son medidas rápidas y que dan una información muy útil sobre como tu organismo gestiona el azúcar. En estos dos artículos te dejo más información al respecto.

 

 

Me despido hasta la próxima, pero antes quiero recordarte que puedes ayudarme compartiendo este artículo en tus Redes Sociales y dándole a me gusta a la página de Facebook de hoyempiezoacuidarme.

Muchas Gracias

 

Adrián Acuña

Farmacéutico comunitario

 

,

Riesgo Cardiovascular. Pruebas en farmacia.

El tiempo pasa inexorablemente. Aunque no nos demos cuenta, día a día nuestro organismo va cambiado… y desgraciadamente no suele hacerlo para mejor. Nuestras estructuras y tejidos de oxidan y envejecemos. ¡Qué mal suena eso! ¿Te asusta un poco? Tal vez sea hora de empezar a cuidarte, aunque todavía seas joven. Cuídate ahora para evitar enfermedades en el futuro. Hoy me he puesto trascendental porque quiero hablarte del Riesgo Cardiovascular. Las enfermedades cardiovasculares están ahí, cual espada de Damocles preparadas para aparecer en cualquier momento. Conocer nuestro Riesgo Cardiovascular y entender los parámetros que lo forman nos va a permitir crear estrategias para mantenerlo controlado.

Pero…¿Qué es? ¿Cómo se calcula? Todo eso y mucho más en esta nueva minientrada de Pruebas de salud en farmacia.

EL RIESGO CARDIOVASCULAR.

El mundo está girando hacia un mayor cuidado de la salud y un mayor enfoque en la prevención. Estoy leyendo un libro muy interesante que dice que en los próximos años las farmacias nos transformaremos en centros de prevención y mejora de la Salud. Me encanta esa idea. De hecho, estoy convencido de que este cambio ya se está produciendo. Y lo digo con bastante conocimiento. Veo a mis compañeros trabajando todos los días para ofrecer nuevos servicios que ayuden a sus pacientes a cuidarse. En mi propia farmacia estamos haciendo un esfuerzo enorme en este sentido. Y además las grandes entidades del sector también se están moviendo, SEFAC, (Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria), ASPROFA (Asociación de Profesionales de Farmacia), el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos. Incluso este humilde blog tiene la intención de ayudarte a que te cuides. Es decir, trabajar informando, comunicando y motivando sobre la prevención.

Cuando hablamos de prevención tenemos que hablar también de enfermedad. ¿Qué enfermedad es más importante que la enfermedad cardiovascular? La enfermedad cardiovascular tiene muchos factores prevenibles, así que es un objetivo de todos los profesionales de la salud ayudar a la población a controlarlos. Por eso hoy os quiero hablar de la determinación del Riesgo Cardiovascular en Farmacias.

¿Qué es el Riesgo Cardiovascular?

Es una medida del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular mortal en los próximos 10 años. Como ves, poca broma. En definitiva el riesgo cardiovascular es un número. Se lee como el porcentaje de personas que tendrán una enfermedad cardiovascular mortal en los próximos 10 años.

¿Cómo se calcula?

Necesitamos conocer, por lo menos, los siguientes parámetros.

  • Colesterol Total.
  • Edad.
  • Sexo.
  • Tabaquismo.
  • Presión arterial.
  • Tabla SCORE validada para la población.

Y digo “por lo menos” porque una cosa es conocer el Riesgo Cardiovascular y otra poder analizarlo. Para poder analizarlo necesitamos unos cuantos datos más como:

  • Perímetro de cintura
  • Peso, altura
  • IMC
  • Colesterol HDL, LDL
  • Triglicéridos
  • Coeficiente CT/cHDL

Todos estos parámetros podemos verlos en una farmacia que esté preparada para ello con la maquinaria necesaria y los profesionales correctamente formados. La pruebas consisten en:

  1. Determinación del perfil lipídico. Se hace con una pequeña muestra de sangre capilar. Una gotita de sangre del dedo. Preferiblemente en ayunas, sobre todo para tener una cifra de Triglicéridos más exacta.
  2. Toma de la presión arterial según un protocolo adecuado y con un tensiómetro validado.
  3. Medida del peso y la altura.
  4. Medida del perímetro abdominal.

ANÁLISIS DEL RIESGO CARDIOVASCULAR

Determinar el Riesgo Cardiovascular no vale para nada si eso no nos lleva a cambiar algo en nuestra vida. En  función de los resultados obtenidos habrá que crear estrategias para:

  • Bajar de peso
  • Regular el Colesterol Total
  • Trabajar sobre el Colesterol Malo (HDL) (Actualización: una querida amiga, y además mmédico me ha dicho que se me escapó una “h” y efectivamente. El colesterol malo es el LDL. Gracias Joanna!
  • Reducir los Triglicéridos
  • Dejar de fumar

Desde las farmacias podemos actuar sobre todos estos factores de diferentes maneras: Con consejos de vida saludable, con servicios de nutrición personalizada, ayudando a dejar de fumar o con diferentes tipos de complementos alimenticios o medicamentos. Pero, por supuesto, una parte muy importante de este tipo de servicios es lo que llamamos “derivación médico”. Es, básicamente, enviar al paciente al médico para que valore su situación e instaure, si lo cree necesario, algún tratamiento.

El Riesgo Cardiovascular da para una Miniserie de Minientradas completita para él solito. No lo descarto para más adelante, pero de momento me conformo con explicarte que en las farmacias españolas está pasando algo. Se está produciendo una renovación que ya ha comenzando y no tiene vuelta atrás. Queremos que te cuides, y queremos ayudarte a hacerlo, y para eso te damos la posibilidad de calcular tu Riesgo Cardiovascular, ayudarte a analizarlo y plantear una estrategia para mantenerlo a raya.

Aclaración

Esta miniserie de minientradas tiene como objeto contaros las cosas que podemos hacer en las farmacias. Entender que el Riesgo cardiovascular es un TODO y la presión arterial, el colesterol, los triglicéridos, son componentes de ese todo me parece importante. Por eso he publicado esta entrada antes de hablaros de los parámetros individuales. En las próximas semanas os hablaré de la determinación de cada uno de los parámetros, de qué significan, y de su aportación al Riesgo Cardiovascular.

 

 

5 claves para: bajar el colesterol.

Todos vivimos preocupados por el colesterol. Sí, sí, todos. Incluso a los que de momento no tenemos problemas con él. El tema del colesterol fue recurrente cuando os pregunté en qué podía ayudaros a través del Facebook, así que decidí empezar la nueva serie de 5 claves para por el colesterol.

Leer más

,

Nueva miniserie de minientradas: “5 claves para”

¿De dónde surge la idea?

El otro día una compañera farmacéutica compartía en sus redes sociales un protocolo que usan en su farmacia para tratar de ayudar a sus pacientes. ¿Cómo lo hace? Pues descubriendo sus necesidades haciendo preguntas. Y es que hacer buenas preguntas es la mejor manera de averiguar cómo los farmacéuticos podemos ayudar a nuestros pacientes. De forma básica el protocolo que esta compañera proponía era el siguiente:

BLOQUE I: Sobre la medicación

  • ¿Que tal te encuentras?
  • Explícame qué medicamentos estás tomando.
  • ¿Notas algo raro desde que tomas la medicación?
  • ¿Tienes alguna pregunta con respecto a ella?

BLOQUE II: Sobre otras cuestiones relacionadas con la salud.

  • ¿Conoces claves o pautas no farmacológicas para mejorar tus patologías?
  • ¿Eres fumador?
  • ¿Te preocupa algún otro tema de salud?

Me pareció interesante. Sin duda, si aplicaremos este protocolo en todas nuestras dispensaciones podríamos mejorar la salud y la calidad de vida de muchos de nuestros pacientes. Dándole vueltas al asunto llegué a la conclusión de que lo que yo hago en este blog es, básicamente, enfocarme en este segundo bloque de cuestiones. Ya sabéis que el lema de mi farmacia es “Queremos que te cuides” y de alguna forma el lema de este blog es el mismo. ¿Cómo puedo ayudarte, querido lector, a que te cuides? Pues se me ocurrió preguntarlo directamente el FaceBook. Publiqué un Post pidiéndoos que me contaseis en qué puedo ayudaros. La verdad es que el resultado fue fantástico. Tuve muchísimas respuestas, algunas en forma de comentario público, pero la mayoría en forma de mensaje privado. Antes de nada:

¡MUCHAS GRACIAS!

Ahora tengo en la recámara un montón de cuestiones que puedo ir tratando poco a poco. Como la intención del blog es ayudaros a que os cuidéis se me ha ocurrido plantear las respuestas a vuestras cuestiones de una forma muy práctica. Haciendo una Miniserie de Minientradas con 5 claves para ayudaros a cuidar algún aspecto muy concreto de la salud. 5 claves para mejorar vuestra salud de forma sencilla y práctica. Y así iré respondiendo todas las cuestiones que me habéis planteado, todas las que queráis plantearme y otras cuantas que se me ocurran.

5 claves para:

Prometo (…intentar hacer…) entradas cortas que se lean en 2 o 3 minutos (más o menos como esta). Desenfadadas, orientadas a pacientes con problemas de salud muy concretos o que quieran mejorar algún aspecto de su vida. Evitando lenguaje técnico y escritas para que todo el mundo pueda comprenderlas.

Espero que os resulte interesante. Empezaré mañana mismo con la primera entrada e intentaré publicar al menos una cada semana. Ya sabéis que este blog es un hobbie, así que no puedo garantizar la periodicidad pero esta es mi intención.

Si os apetece, mañana comenzamos con la nueva miniserie que espero que os resulte entretenida y os ayude y anime a cuidarlos cada día un poquito más.

 

Gracias a todos.

Adrián Acuña

 

PD. Como siempre os digo, podéis ayudarme sencillamente con darle a compartir en vuestras redes sociales y que el mensaje llegue a más gente. Y si de paso os apetece darle a “me gusta” a la página del Facebook para no perderos ninguna actualización, sería genial. ¡Muchas gracias otra vez!

 

PD2.

Os iré poniendo las entradas más importantes de la serie a continuación.

,

Pruebas de salud en farmacia. La hemoglobina glicosilada.

Seguimos con las minientradas sobre pruebas de salud que se pueden hacer en las farmacias. Hoy hablando de la hemoglobina glicosilada. Una prueba que podemos hacer desde hace relativamente poco tiempo y que, poco a poco, empieza a ofrecerse en más y más farmacias en toda España.

La HEMOGLOBINA GLICOSILADA. HbA1c

Para completar la entrada de la semana pasada hoy os voy a hablar de la hemoglobina glicosilada. Pero antes resumamos: Habíamos dicho que cuando comemos aumenta su concentración

 

de glucosa en sangre. En ese momento se activan una rutas metabólicas en el organismo para bajar la glucemia, de alguna manera las células comen la glucosa. Cuando la concentración de azúcar disminuye se activan otras rutas, otros sistemas, para mantener una concentración mínima en la sangre. Cuando el sistema que baja la concentración falla estamos ante una persona con diabetes. Este rollo está explicado en el post anterior (os pongo en enlace abajo).

Bien, bien. Me doy cuenta de que he explicado en un párrafo un tema que nos llevó muchas lecciones magistrales en la carrera… evidentemente al resumir es imposible no cometer algún error. Pero básicamente y para explicar lo que nos interesa hoy es suficiente.

La glucosa elevada

¿Por qué es importante saber si un paciente tiene la glucemia elevada? Aquí está la clave de la diabetes. Una glucosa no es una molécula inerte. Vamos, no es una molécula que esté en la sangre y no pase nada: reacciona con las proteínas que encuentra. La reacción se llama “glicoxilación”, y es lo que termina por provocar todos los problemas a largo plazo de la diabetes. La retinopatía diabética, los problemas de circulación sanguínea, la neurópatía, los problemas en los riñones… todo se debe a la glucosa que reacciona con diferentes proteínas “estropeándolas”.

La hemoglobina

La hemoglobina es un proteina que está presente en la sangre. Es la responsable de que los glóbulos rojos sean rojos y capaces de transportar el oxigeno. Esta hemoglobina se renueva cada 3 meses, aproximadamente. Muy bien, pues ahora viene la guinda del pastel. La glucosa reacciona de forma irreversible con la hemoglobina formándose la hemoglobina glicosilada. La concentración de hemoglobina glicosilada, depende de la concentración de glucosa en la sangre. Entonces a mayor concentración media de glucosa, más hemoglobina glicosilada. Si seguimos tirando del hilo podemos concluir que:

Una alta concentración de hemoglobina glicosilada correlación

con una concentración elevada de glucosa en sangre durante los últimos 3 meses.

Los valores de la hemoglobina glicosilada.

La hemoglobina glicosilada se mide en porcentaje. Se ha visto que en una persona sana la HbA1c está entre el 5 y el 6%. Valores de más del 7% se sabe que aumenta el riesgo de padecer los problemas propios de la diabetes.

 

Utilidad práctica y diferencia con la glucemia.

La HbA1c nos dice el control de la glucemia de los últimos meses. Un paciente diabético bien controlado debe tener una hemoglobina glicosilada menos del 7%.

La Glucemia nos dice la concentración de glucosa en el momento que hacemos la medición.

¿Cómo es la prueba?

Un pinchazo en el dedo, una muestra de sangre muy pequeña y unos pocos minutos. Para hacerla hacen falta sistemas modernos como el Sistema Cobas. El resultado es muy fiable, tanto en precisión como en exactitud. Es una prueba de química seca en plasma con un espectrofotómetro. Cada vez más farmacias ofrecemos este servicio, que aunque resulta un poco más caro que hacer una sencilla determinación de glucemia, da una información  mucho más valiosa.

¿Sabes si eres diabético?

No es por repetirme pero más o menos el 50% de los diabéticos no están diagnosticados. ¿Sabes si eres diabético? ¿Tienes dudas o lo sospechas? Vete a tu farmacia de confianza y pregunta si pueden se trata de la prueba más fiable. Si el resultado está entre el 5 y el 5%, puedes estar tranquilo, si es superior al 7% debes acudir al médico para que te confirme el diagnóstico y empezar a tomar medidas lo antes posible. Los pacientes con diabetes que se diagnostican precozmente retrasan o evitan muchas de las complicaciones a medio y largo plazo de esta enfermedad.

Os dejo el enlace al primer post de la serie sobre la glucemia donde desarrollo un poco más algunos de los términos de los que hablamos hoy. Y sin más os dejo. Espero que os sea útil y ya sabéis que podéis echarme un cable compartiendo, dandole a me gusta a la página de Facebook de Hoy empiezo a cuidarme.

 

¡Gracias!

Adrián Acuña

 

,

De por vida.

Mi amiga Magda me preguntaban el otro día por el Facebook: “¿Por qué tengo que tomar adiro para siempre?” Ella no lo sabía pero me estaba proponiendo dos temas candentes. Por un lado “Para qué se usa el adiro”. Un tema farmacológicamente muy bonito, un tanto técnico, pero intentaré abordar otro día. Y por otro lado el famoso “de por vida” que se usa como sufijo en muchas prescripciones y que me parece muy peligroso. Leer más