Pensando en la diabetes.

El 14 de noviembre es el Día mundial de la Diabetes y, como casi siempre hago, he investigado un poco.

Resulta que la prevalencia de la Diabetes es del 6% de la población, pero la mitad de los enfermos afectados por la enfermedad lo desconocen. Los profesionales sanitarios hablamos mucho de la diabetes. Es una enfermedad importante. Hoy voy a reflexionar un poco sobre ella para intentar explicar por qué es tan importante y que debemos hacer con respecto a ella.

¿Eres diabético? ¿No lo sabes? Pues estás de suerte. Durante toda esta semana muchas sociedades científicas se han puesto de acuerdo y lanzan una campaña llamada

DETECCIÓN DE PERSONAS EN RIESGO DE PADECER DIABETES

Y DE HIPOGLUCEMIAS EN FARMACIAS COMUNITARIAS ESPAÑOLAS

Es una campaña que se lleva a cabo en toda España en diferentes farmacias (todas las que quieran y estén formadas para ello).

¿Qué es la diabetes?

Esta vez me voy a saltar definiciones técnicas para ir a lo práctico. Las definiciones técnicas las puedes encontrar en mucho sitios de internet.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por tener el azúcar en sangre elevado. El azúcar, la glucosa, en realidad, es la fuente de energía fundamental del organismo. Las células la usan para ser capaces de poner en marcha todo su metabolismo. Es una fuente de energía muy rentable. Resulta que las células cerebrales, las neuronas, solo son capaces de obtener energía de la glucosa. El resto de células del cuerpo, especialmente las de los músculos que son las que más consumen, son capaces de obtener energía de otras moléculas y por otros caminos, aunque no resulta tan rentable. Así que el organismo tiene un sistema de regulación para que, cuando hay bastante glucosa, todas las células se alimenten de ella, y cuando no hay mucha glucosa disponible sólo las células cerebrales tengan acceso. Este mecanismo de regulación es lo que falla en los pacientes diabéticos.

En una persona sana, después de comer y meter glucosa en el organismo se dispara un sistema hace que las células de todo el cuerpo se carguen de glucosa. Por eso la glucemia (la concentración de azúcar en sangre) baja rápidamente. En un diabético esto no ocurre. Después de comer la glucemia se mantiene elevada.

Es sistema es muy complejo, puede fallar en muchos puntos y por eso hay diferentes tipos de diabetes. Y para cada tipo de diabetes hay diferentes dianas terapéuticas y para cada diana terapéutica diferentes tratamientos. Pero a ver… la clave del asunto es entender cuál es el problema de tener la glucemia elevada.

El problema

Cuando la glucemia está elevada durante mucho tiempo diferentes estructuras reaccionan con la glucosa y, básicamente, se estropean. Esta reacción se llama glicoxilación. Muchos órganos del organismo se ven afectados por la glicoxilación. Los más importantes:

  • Los ojos. La diabetes es la primera causa de ceguera en países desarrollados. La enfermedad se llama Retinopatía diabética.
  • Los riñones. Los riñones se estropean en lo que se llama Nefropatía diabética.
  • Nervios sensitivos. Cuando se estropean dejamos de sentir presión o dolor. Esto es muy peligroso. Un paciente diabético puede tener un dedo del pie roto y no darse cuenta. Cuando se de cuenta puede ser tan tarde que no se pueda recuperar.
  • Úlceras en la piel. La irrigación de los tejidos periféricos se ve comprometida. No llega suficiente sangre. Si se genera una herida no se logra reparar a tiempo. Los pacientes diabéticos pueden tener problemas de úlceras. La cosa se complica en pacientes encamados. Y también agrava los problemas en los pies. Es habitual que los pacientes diabéticos con evoluciones muy largas y mal control terminen con dedos amputados o incluso sin miembros completos.
  • Sistema cardiovascular. Los pacientes diabéticos tienen mayor probabilidad de tener problemas cardiovasculares. De hecho hay profesionales que categorizan la como una enfermedad cardiovascular y no en una del sistema endocrino.

Estos son los problemas más graves más habituales, pero h
ay más… desde problemas para quedarse embarazada, embarazos de mayor riesgo, depresión, mayores índices de demencia, y menor esperanza de vida.

¿Cómo sé si soy diabético?

Los problemas de gestión de la glucosa en sangre pueden llevar hiperglucemia (exceso e glucosa en sangre) o hipoglucemia (concentración de glucosa muy sangre).

Hiperglucemia. Los síntomas son variados: tener mucha sed, visión borrosa, piel seca, sentirse débil y orinar mucho. Es difícil pensar -“eh! estoy cansando… igual soy diabético… ”

Hipoglucemia. Los síntomas son hambre, temblor, mareo, confusión, sensación de ansiedad o debilidad. Ya ves que son síntomas que, si no eres diabético, se te pasan por alto.

Para saber si eres diabético existe un test llamado Test de Findrisk que nos indica la posibilidad de padecer diabetes. Si tienes riesgo alto habrá que ver la glucemia después de 8 horas de ayuno, y si está alterada tendrás de ir al médico para que determine si tienes diabetes, o prediabetes.

¿Por qué es tan importante el diagnóstico precoz?

Los problemas de la diabetes aparecen pasados unos años de evolución de la enfermedad. El control temprano de la glucemia, mantener a ralla la concentración de glucosa en sangre retrasa la aparición de problemas. Retrasarla puede suponer evitarla.

Por eso te invito a buscar una farmacia cercana que te pueda pasar el Test de Findrisk o directamente a hacerte una determinación de glucemia en ayunas. O, por supuesto, acudir a tu médico.

 

Ya para terminar os dejo un enlace a un decálogo para pacientes que acaban de elaborar el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) y la Federación Española de Diabetes FEDE. En este documento encontrarás unos consejos básicos de ciudades y prevención de la enfermedad.

Puedes encontrarlo aquí.

,

Miniserie de minientradas. Psoriasis III

Por fin llegamos a lo más interesante.

Para poneros en situación estamos haciendo una miniserie de minientradas sobre psoriasis, siguiendo la campaña del Día Mundial de la Psoriasis y sumándonos a muchos #farmaPsolidarios.

Este es el esquema de minientradas:

I. ¿Qué es la psoriasis? Síntomas y diagnóstico.

II. Comorbilidades

III. ¿Qué podemos hacer?

Y aquí tenemos el post de hoy.

¿Qué podemos hacer?

Ya te he contado que la psoriasis tiene una base genética, pero que cursa con brotes. Desgraciadamente, prevenir la base genética es imposible, pero mantener la psoriasis a raya, una vez que ya hemos sido diagnosticados sí es posible. Aquí te dejo unos cuantos consejos de tipo “higiénico” que te ayudarán a evitar brotes y a controlarlos cuando aparezcan.

1º Evita el tabaco.

Si eres fumador estarás harto de que te digan esto. Pero deberías plantearte dejarlo en los próximos días. Y más si tienes psoriasis. El tabaco, además de todas las cosas malas que hace en el organismo, complica todos los procesos que tienen que ver con la inflamación. A nivel de la piel, además, compromete el aporte de oxigeno y por tanto la salud y la capacidad de regenerarse de las diferentes capas de la dermis.

2º Mantente correctamente hidratado

Por dentro y por fuera. Beber es importante, y ayuda a mantener una piel piel sana e hidratada. Los pacientes con psoriasis ademas deben cuidar mucho su piel con cremas adecuadas. El manto lipídico está comprometido, la función barrera de la piel no está siendo todo lo eficaz que debería así que toca aportar todo lo que podamos desde el exterior.

¿Qué crema uso?-  Entre brotes usa una crema hidrantante y regenerante. Que sea rica, que aporte hidratación, nutrición y emoliencia. Las gamas pensadas para pieles atópicas pueden ser una buena opción (por lo general son bien toleradas y muy hidratantes) pero también puedes recurrir a gamas de productos para pieles muy secas, como por ejemplo las gamas de SEBAMED, que son estupendas.

También puedes recurrir a productos con urea, como los Ureadín. La urea favorece la renovación capilar, así trataremos las pequeñas lesiones que puedas tener. Casi siempre los pacientes con psoriasis tienen una pequeña placa en codos u otras zonas.

Sobre las lesiones puedes usar especialmente productos renovadores, como el LetiXer Q del que ya he hablado en alguna ocasión.

3º Higiene

Elige productos con una base levante suave. No hace falta gastarse un dineral si tienen un poco de ojo. Geles como la linea de Acofarderm, por ejemplo, son productos con bases levantes suaves y agradables. Elige alguno de la gama O%. Suficiente entre brotes.

En brote usa geles syndet. Es muy importante no agredir las lesiones para que se curen lo antes posible. Elige geles sin jabón. Hay muchas marcas y opciones, a mi me gusta mucho el de Be+ de pieles atópicas. Y tiene buen precio.

Evita cualquier producto con bases levantes fuertes, de esos que hacen muchísima espuma. Evita también las soluciones de hidratación bajo la ducha. Piensa que tu piel es sensible, bajo la ducha los poros se abren y en la piel penetran los productos con más facilidad. Si no tienes problemas esto es fantástico para hacer hidrataciones profundas, pero en pieles delicadas es mejor evitarlo. En la ducha, higiene, al salir, hidratación. Hazlo en dos pasos.

Importante:

  • Usa agua tibia. No te pases de de fria ni de caliente.
  • NO TE RASQUES CON LA TOALLA. Parece una tontería, pero no lo es. Sécate presionando la toalla contra el cuerpo, pero no arrastres.

4º Come bien y evita el alcohol.

Se ha relacionado el brote de psoriasis con comidas copiosas y alérgenos presentes en la comida. Come bien para sentirte mejor. Es un buen lema. Evita el exceso de alcohol. El alcohol es un deshidratante, no te conviene deshidratar nada.

5º Haz ejercicio.

El ejercicio hace madurar el sistema inmunológico. ¿sorprendido? No lo estés. Fortalecer el cuerpo con ejercicio físico “moderado” mejora la capacidad del organismo para hacer frente a cualquier estrés. Ya sea físico o psicológico.

6º Toma el sol.

El sol es un tratamiento fantástico para la psoriasis. Aunque el sol es beneficioso ya sabes que no todas las radiaciones son igual de buenas. Toma el sol, pero hazlo con un buen protector solar que bloquee la radiación no interesante. Ya sabes que la diferencia entre un buen protector uno malo no suele ser la capacidad de bloquear ciertas radiaciones, sino la capacidad para dejar pasar los rayos que suponen un beneficio para el organismo.

 

Tratamiento

Además de esos consejos, por supuesto que hay diferentes tratamientos para la psoriasis. Podemos dividirlos en dos grupo, los tópicos y los sintémicos. Como siempre digo hay mucha info por ahí, en el ciberespacio. Os dejo una pincelada de las cosas más importante y creo que os dejo material suficiente para que, quien quiera, pueda profundizar más. Y para esto también os recuerdo que podemos dejarme algún comentario o como muchos hacéis, algún mensaje en Facebook,

Tratamiento tópico.

 

  • Productos a base de brea de hulla. Es un remedio antiguo y con algunos problemas…. digamos… sensoriales… la brea de hulla huele fatal. Cada vez se usan menos, pero pueden resultar útiles, especialmente en placas en pliegues y zonas húmedas.
  • Corticoides tópicos. Todo el mundo habla de los corticoides. Cualquier día hago una entrada sobre ellos. Los contriciones actúan disminuyendo el tono del sistema inmunológico. Son fantásticos para cualquier tipo de eccema, picor, roncha y casi cualquier cosa que no sea un hongo. Sin embargo no es oro todo lo que reluce. Los corticoides tienen efectos secundarios serios. Por eso no se debe abusar de ellos, hay que usarlos el menor tiempo posible, a la menor dosis posible y el de menos potencia posible. Casi todos necesitan receta médica.
  • Análogos de la vitamina D. Esto puede que te suene menos. Son productos más seguros a largo plazo que los contriciones, pero su efecto no es tan rápido. Se  necesita prescripción médica para usarlos, ya que, aunque son seguros, tienen unas cuantas incompatibilidades. Además producen fotosensibilidad. Muchas veces se usan en combinación con los corticoides, aprovechando el efecto rápido de estos y las ventajas a largo de los análogas de la vitamina D.
  • Retinoides. Suelen usarse también casos de acné severo. Producen una sequedad y tiene que combinarse con productos hidratantes. Incluso hay pacientes que no los toleran por la sensación de tirantez asociada a la sequedad. Si eres una mujer en edad de quedarte embarazada siempre debes usarlos usando un anticonceptivo, ya que provocan problemas serios en los embriones. Por supuesto, con todos estos problemas, necesitan receta médica.
  • Queratolíticos. Ya te hablé de ellos antes, ya que son principios activos que encontramos también en productos cosméticos. Los queratolíticos suavizan  eliminan las placas escamosas favoreciendo la renovación del tejido. Y son coadyuvantes fantásticos de otros productos tópicos. Coadyuvantes quiere decir que son productos que se dan con otro y le ayudan en su función. Se usa mucho en zonas con tendencia a engrosar, como las palmas de la manos y de los pies
  • Inmunomoduladores: Tacrolimus y Pimecrolimus (inmunomoduladores tópicos) con uso limitado a zonas de piel muy fina como alrededor de los ojos. Se usan por corto espacio y a concentraciones y cantidades mínimas efectivas.
  • PUVAterápia. Es una combinación. Se da un medicamento tópico que se llama psoraleno y dos horas después se somete al paciente a un baño de rallos UVA. No se usa mucho.

Tratamiento sistémico

Cuando la psoriasis no responde a otros tratamientos, o se trata de una psoriasis con unas placas muy graves o formas incapacitantes se puede recurrir al tratamiento sistémico. Da buenos resultados, pero tienen muchas contraindicaciones y pueden tener efectos secundarios graves. Los más importantes son:

  • Inmunosupresores. Son medicamentos capaces de modular la respuesta inmunológico. Esto supone un riesgo, ya que estamos bajando las defensas del organismo y este es más susceptible de tener problemas. Los más habituales son la ciclosporina, el metotrexato y la hidroxiurea.
  • Retinoides. Igual que de forma tópica, también se pueden usar por vía sistémica. El más conocido es la acitretina. Es un medicamento “de especial control médico”. Su uso supone un seguimiento de cerca por el médico. Son incompatibles con el embarazo y la lactancia y rara vez se usan solos.
  • Tratamiento biológico. Son relativamente nuevos. Se piensa que pueden revolucionar al tratamiento de muchas enfermedades, entre ellas esta. Tienen nombres raros, pero muchos terminan en “mab” como adalimumab, infliximab o ustekinumab. Son muy caros y requieren monitorización porque se desconoce su seguridad a largo plazo.

Conclusión/Resumen

Terminamos la miniserie de minientradas con un resumen de todo lo que hemos visto.

  • La psoriasis es una enfermedad autoinmune, no contagiosa que cursa por brotes y de origen genético. Afecta a entre el 2 y el 3% de la población mundial.
  • Los brotes pueden disminuir haciendo un cuidado básico que incluye pautas de higiene y tratamientos tópico sencillo y manteniendo el estrés a ralla.
  • Aunque se ve en la piel, es una enfermedad de todo el organismo. Eso hace que aparezcan comorvildadades importantes, entre ellas la artritis psoriasica.
  • Existen tratamiento tópicos eficaces en la mayoría de los casos. El médico puede decidir un tratamiento oral, que suelen ser seguros, aunque deben ser seguidos de cerca por el médico.

Me ha dado mucha pena leer los problemas sociales que tienen las personas afectadas por esta enfermedad. Creo que iniciativas como esta alrededor del Día Mundial de la Psoriasis deben contribuir a normalizar la enfermedad. No hay sentido en rechazar a una persona por tener una afectación cutánea de esto tipo. Te recuerdo que no es contagioso, y tiene un origen genético. Creo qu ella sociedad tiene que seguir madurando para que cualquier persona con una afectación de este tipo no se vea marginada. Posiblemente la discriminación social sea el peor síntoma de la psoriasis y aquí todos podemos hacer algo por mejorar la vida de los pacientes.

Ha sido un placer compartir iniciativa con los demás #farmaPsolidarios y seguir con la campaña de SEFAC.

Gracias a todos y hasta la próxima.

Os dejo para terminar un “preguntas frecuentes” sobre la psoriasis que publica SEFAC.

Miniseries de minientradas. La psoriasis II

Esta miniserie de minientradas me preocupaba. Y con razón. ¿Cómo puedo meter aquí un montón de información y que mantenga el tono general del blog? Creo que no puedo. Es imposible.

Lo bueno de sumarse a una iniciativa grande es que hay mogollón de gente en la blogosfera hablando sobre la psoriasis. Así que si quieres información más seria puedes buscar “Acción psoriasis” o “Farmapsolidarias” y encontrarás mogollón de información sobre el tema. Yo me voy a salir por la tangente y a hablar desde otro punto de vista. A ver si con un enfoque diferente soy capaz de hacer algo decente.

Seguimos con el plan previsto y este es el esquema.

I. ¿Qué es la psoriasis? Síntomas y diagnóstico.

II. Comorbilidades

III. ¿Qué podemos hacer?

II. Comorbilidades

¿Pero qué es eso?- Las comorbilidades son enfermedades “secundarias” a una primaria. Pueden tener un origen común con la primaria o ser consecuencia de la primaria. En el caso de la psoriasis tenemos:

Enfermedades de origen autoinmune.

Hay muchos sistemas y órganos que se ven afectados por inflamaciones que causan lesiones permanentes. Por ejemplo la artritis psoriásica, la enfermedad inflamatoria intestinal, o los problemas renales. De ellas, la más importante es la artritis psoriásica, ya que afecta hasta al 35% de los enfermos de psoriasis y es limitante. También se incrementa el riesgo cardiovascular, al final, lo que vemos de la psoriasis, esas placas, son alteraciones endoteliales. Es decir, de tejido. Esas alteraciones endoteliales ocurren también en los vasos sanguíneos, y en las paredes del corazón favoreciendo la aparición de problemas. Te dejo una lista del problema de salud cardiovascular seguido del aumento de posibilidades de padecerlo.

  • cardiopatía isquémica (+78%),
  • accidente cerebrovascular (+70%),
  • enfermedad vascular periférica (+98%)

Todo esto termina por disminuir la esperanza de vida de 3,5 a 10 años. Por eso es importante detectarla pronto, tratarla y hacer un seguimiento para evitar complicaciones.

Enfermedades consecuencia de la primaria.

En este caso me refiero a la afectación en la vida de los pacientes. Problemas sociales o sicológicos como:

  • Dificultad para conseguir un nuevo empleo o realizar las tareas habituales

Los paciente con psoriasis pueden tener problemas para encontrar un trabajo, ya que puede afectar drásticamente a la apariencia. Aunque las empresas no pueden discriminar a las personas por su aspecto, lo cierto es que puede condicionar negativamente las posibilidades de hacerlo. Un 35% de las personas con psoriasis declaran que la enfermedad afecta a su carrera, y un 6% hablan de discriminación directa. Espero que esta iniciativa de informar sobre la enfermedad haga disminuir estos terribles números.

  •  Efecto en la autoestima

Los pacientes con psoriasis se sienten estigmatizados. Llevan la enfermedad gravada en la piel y eso hace mella en su autoestima. Además conviven con con picor y dolor en las placas. La sociedad esta muy enfocada hacia la imagen, pero todos sabemos que no es lo más importante. La sociedad tiene que centrarse en las cualidades realmente importantes, la inteligencia, la amabilidad, el humor, la capacidad de trabajo, etc, etc.

  • Sentimientos o estados de ansiedad y depresión

Varios estudios han demostrado que la depresión es la principal enfermedad concomitante de la psoriasis. Las personas con psoriasis tienen el doble de probabilidades de tener depresión que el resto de la población. La depresión puede repercutir muy negativamente en la calidad de vida. Por tanto, resulta esencial observar posibles síntomas de depresión (insomnio, fatiga, apatía, dificultad de concentración, etc.) y dar con el tratamiento adecuado en caso necesario.

Conclusión

Las comorbilidades en la psoriasis son enfermedades muy complicadas que reducen la esperanza de vida y la calidad de vida de los pacientes. Es fundamental detectar la psoriasis, diagnosticarla y tratarla lo antes posible. Y cuando aparece una enfermedad concomitante también hay que tratarla y seguirla lo antes posible.

 

Nos queda una última entrada con algunos consejos y terminaremos esta miniserie de minientradas.

Saludos a todos.